Dejen en paz a Ferran Adrià

por  |  18 de enero de 2013
Tuenti
Compartir en Menéame

Hace unos días, el boss de este blog entrevistaba a Miguel Ángel Almodóvar, que por lo visto ha escrito un libro, Bocados con historia, en el que revisa, con 50 recetas, a algunos próceres de la humanidad. No he leído el libro y, por lo que respecta a las lineas que van a venir a continuación, poco importa, pues no es de eso de lo que quiero escribirles hoy, aunque estoy seguro de que es ameno, lleno de jugosas anécdotas y hasta edificante y vivificador. En su currículum, el autor tiene en su haber haber trabajado al lado de María Teresa Campos, señora que un buen día se vio en la tesitura de tener que leer las variedades de uva con las que se hace el cava. Hizo lo que pudo con la macabeu y la parellada, pero al llegar al xarel·lo, se confundió y soltó esa perla de que era Xarel 10. En fin, un mal día lo tiene cualquiera y, si existe el Chanel nº5, ¿por qué no iba a existir el Xarel nº 10?

Hacia el final de la entrevista, el señor Almodóvar suelta también alguna que otra perla y de eso quiero escribirles hoy. No sé ustedes pero yo pensaba que, ahora que Ferran Adrià había dejado de cocinar, le dejarían un poco tranquilo. Pero ni así, oiga. Siempre tiene que haber algún pero. Incluso ahora.

Todo el mundo dice: “Ferran Adrià es un genio, pero”… Y la retahíla de peros habituales. Y encima eso. Es que ya no saben ser ni originales. El más habitual es el que insinúa eso de que en su restaurante servía semen de caballa y que en cambio él comía huevos fritos con patatas cada vez que podía. O en otras palabras, aquello tan oído de que él no se comía la mierda de comida que servía en su restaurante. Pues claro. Nadie en su sano juicio basaría su alimentación diaria en lo que era el menú de elBulli. Ni tampoco en los huevos fritos con patatas.

Después, está esa obsesión por quitarle mérito. España es un país de envidiosos y mediocres, y no hay español que no sea un experto en todo y que no sepa hacerlo todo mejor que su vecino, al que si hay que acabar por reconocer que ha triunfado o ha tenido éxito, siempre es porque ha tenido suerte, es un enchufado o lo han ayudado.

Hay que reconocer que aquí el señor Almodóvar, al que no trato de llamar ni envidioso ni mediocre ni nada por el estilo, expone una teoría que hasta puede ser que se sostenga. Es indudable que la famosa portada del dominical de The New York Times, esa de “The Nueva Nouvelle Cuisine” multiplicó la fama y el conocimiento de lo que estaba sucediendo en la recóndita cala Montjoi. La guerra de Irak había empezado en marzo de 2003 (poco antes había tenido lugar la cumbre de las Azores y su famosa foto) y esa portada es de agosto de 2003. Francia no participó de esa guerra, aunque sí en la llamada primera guerra del Golfo en 1991. España, en ambas. Puede ser que los estadounidenses se la quisieran meter doblada a los franceses y ayudaran a encumbrar a Adrià… Pero vamos a recordar algunas cosas.

ElBulli obtuvo la tercera estrella Michelin en 1997. O sea, seis años antes de la portada de marras. Entre Estados Unidos y Francia siempre ha habido una relación amor-odio histórica. Francia es el país más antiamericano de la vieja Europa y los estadounidenses han sentido repulsión y fascinación por lo francés a partes iguales. Ha sido un estadounidense, Robert Parker, quien más ha hecho en el mundo por los vinos franceses, y uno de los programas de cocina en televisión de más éxito en EE UU ha sido The French Chef, de Julia Child, dedicado a dar a conocer el recetario francés clásico. Le Monde contratacó esa portada con otra en 2004, cuyo título no podía ser más inequívoco: “L’alchimiste”. ¿Produjo esa portada el efecto contrario? Seguramente, tampoco.

Y señor Almodóvar: es evidente que Adrià ha tenido buenos y malos discípulos, pero ese éxito de la cocina española que según usted no se corresponde con la realidad, le guste o no, es el éxito de la cocina española y la realidad de la cocina española. Yo lo siento pero la cocina española que ha triunfado en el mundo es la cocina de vanguardia, porque no ha sido ni la tortilla de patatas ni el gazpacho ni mucho menos la paella (que España misma se ha encargado de rebajar hasta lo vergonzante, con las versiones tercermundistas que da a las famélicas legiones de turistas que la visitan) las que han prestigiado la cocina española.

Ha sido la cocina de vanguardia, con Adrià a la cabeza, la que ha puesto a España a la cabeza en lo que a alta cocina se refiere. Con plan Marshall en forma de portadas o sin él. Esa es la realidad. Y es demencial que aún se deba insistir en esto. Otra cosa es que se deba poner en valor como merece un recetario tradicional rico, variado y tan bueno como el de cualquier otra tradición, pero siempre para sumar, nunca para restar. Esa es, sin duda, si se quiere, la asignatura pendiente. Pero no se puede ni se debe hacer mediante la negación de todo lo que muchos cocineros han conseguido en los últimos 30 años. Y no. En los años 70 no se comía mejor que ahora. Como mínimo, no en los restaurantes. Quizás sí, en las casas.

La cocina de vanguardia puede y debe ser objeto de crítica, por supuesto. Y Ferran Adrià, también. Por eso les recomiendo que se gasten sus dineros y lean Luces y Sombras del reinado de Ferran Adrià, escrito hace unos años por Miguel Sen. Y por supuesto, también el libro del señor Almodóvar, que no he leído, pero seguro que está muy bien.

 

* Foto: VCrown.

Acerca de Albert Molins

Me llamo Albert Molins Renter y, hasta donde recuerdo, siempre me ha gustado la comida y su mundo. Desde que acompañaba a mi madre al mercado y, después, compartía con ella tiempo y cazuelas en la cocina de casa, hasta que mi abuelo Joan me empezó a llevar a mis primeros restaurantes importantes o me perdía por la cocina y las cámaras frigoríficas del hotel que regentaban mis abuelos paternos. Será por eso que me gusta escribir sobre gastronomía en mi blog Homo Gastronomicus y, ahora, también aquí (donde publicaré mis caras B). Estudié Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona porque quería contar historias y en eso sigo (lo gastro tiene su relato). También estudié Ciencias Políticas pero me quedé a dos asignaturas de licenciarme... Somos gente civilizada y no vamos a hablar de ello, ¿verdad?

Archivado en: Rumiaciones


48 Comentarios


  1. Miguel Ángel Almodóvar

    Querido amigo:
    Gracias por la atención que le has dedicado al artículo en el que se me citaba a propósito de mi libro “Bocados con historia. A la mesa con grandes personajes”. Aunte todo, quiero llamar tu atención sobre el hecho de que lo que has leído es lo que un periodista ha colegido en una entrevista de hora y media, que en su publicación y leido con pausa no llega a los tres minutos. De manera que lo que refleja la nota no es lo que yo he dicho, sino lo que el periodista resume y concluye de lo dicho. Estas cosas simepre deben ser tenidas en cuenta, aunque en lo ensencial por supuesto mantengo que buena parte del éxito de la cocina molecular o tecnoemocional española se lo debe a la actitud cerril de Monsieur Villepin,tan obstinado él en demostrar que el “Imperio del Bien” no actuaba conforme a derecho en la invasión de Irak.
    En fin, no quiero extenderme ni robarnos a ambos el tiempo, siempre tan precioso, pero haciendo de la necesidad virtud, confío en que, como en el final de “Casablanca”, este sea el incio de una buena amistad.

  2. Don Miguel Ángel,

    Con alguien que deja un comentario tan educado es imposible no llevarse bien, por muy grande que pueda llegar a ser la discrepancia. Muchas gracias por su comentario y espero tener la oportunidad de hablar con calma de estos asuntos, pues del mismo modo que comprendo que las entrevistas son lo que son, le aseguro que yo también me he dejado cosas en el tintero.

  3. Albert, totalmente de acuerdo contigo en todo lo que comentas, he vivido en EEUU durante mas de 20 años y yo compre el NY Times cuando salio el reportaje que hicieron en el dominical de ese periodico, pero si yo estaba alli durante la guerra y todo ese tiempo. Es triste ver ese tipo de comentarios y publicaciones, ahora dice que no es cierto que si era una entrevista de dos horas, etc. pero es ciertamente miserable, y sobre todo ignorante y sin duda desprende babas humedas de envidia. Claro que si lo sumamos a todo el conocimiento historico lo que tenemos delante es un gran pedante. Que curioso Adria nunca estudio cocina el se hizo a si mismo, algo que en España no se entiende ni perdona.

    • Lolo, gracias por su comentario. No puedo estar de acuerdo con usted. Don Miguel Ángel sólo manifestó su punto de vista y eso no le convierte en nada de lo que usted dice. Si descalificamos al que se atreve a manifestar una opinión distinta a la nuestra nos convertimos en una sociedad peor.

      • Entiendo lo que dices y como dice Don Miguel Angel esa nunca fue mi intencion, la de convertirnos en una sociedad peor. Francamente me incendio el leer de que Adria no hubiera sido nada sin Aznar y la guerra de Irak, me parecio un comentario mezquino y miserable. Adria ya tenia como bien has dicho tres estrellas Michelin y sufiente trayectoria profesional como para ser portada del dominical del NY Times. La guerra de Irak no trajo nada bueno a España, excepto el apoyo de los neocons a Aznar y en volver a un mas gilipollas si esto es posible al mediocre politicucho, desde luego nada que ver con Adria. Repito respeto a todo el mundo siempre que tengan un minimo de objetividad, Don Miguel Angel, en mi opinion, cruzo la raya y se le fue la olla, nunca mejor dicho.

  4. TOTAL Y COMPLETAMENTE EN PLENO ACUERDO. Si por algo se caracteriza este país es por menospreciar el éxito del otro..fiel reflejo de nuestros complejos y envidia mala e insana.

    • Mario, gracias por su comentario. Es verdad que Adrià, más allá de que a uno le guste más o menos como cocinero, ha triunfado, y eso a veces es algo que difícilmente se perdona.

  5. España es un país de envidiosos y mediocres, y no hay español que no sea un experto en todo.

    Tan malo es generalizar con la cocina e intentar desprestigiar la cocina de los grandes cocineros ante la tortilla de patata (asunto propio de portadas del ABC) como generalizar a TODA ESPAÑA. No, España es un país donde la envidia está en la genética de MUCHA GENTE y en la que hay mucha mediocridad que es su suma se hace fuerte pero no lo suficiente para “España es un país de….”, sé que queda mucho más periodístico y sentencioso el generalizar con frases lapidarias que relativizar con un “España es un país donde hay mucho/demasiado….”. Al menos a mí no me metan en su España envidiosa, mezquina y mediocre. Me parece que de la no muy numerosa cantidad de cosas que hay para orgullecerese en este país, ese puñado de grandísimos cocineros internacionales que tenemos es de lo mejor, en todo caso no es un mérito como país sino es el mérito de ellos como individuos.

    • Ger, gracias por su comentario. Yo sólo trataba de poner de manifiesto lo que me parece una actitud “typical spanish” si se me permite el chiste. En España hay cosas buenas y malas como en todas partes, pero hay que reconocer que los españoles, quizás por el signo de los tiempos, tienden a ser muy desconfiados hacia toso aquel que ha tenido éxito en la vida.

  6. Yo no soy experto en gastronomía, jamas comi en el Bulli, se por encima de Ferran Adrià (solo en reseñas breves que he leído de él) y soy del mundo de las leyes (estudio derecho), pero me gusta mucho la buena cocina. Este comentario lo dejo simplemente para felicitaos a ambos (Señor Almodóvar y Señor Molins) por su critica sana, debate limpio y buenas letras.

    Ojalá las diferencias en el mundo se llevaran en el nivel que ustedes han demostrado poder llevar.

    Saludos desde Bogotá, Colombia.

    • Luis, muchas gracias por su comentario. De verdad que no en el artículo no hay nada personal contra don Miguel Ángel, por tanto creo que el debate se ha ceñido en el terreno de las opiniones y las ideas. Eso siempre hace las cosas seán más fáciles.

  7. JAVIER GARCIA CALDERON

    Gracias a ambos, en especial a Molins por hacerme esta mañana tan fresca con la lectura del artículo.Gracias!

  8. Lo que pasa es que en España nadie cuenta lo que te cuentan los franceses que han estado en el restaurante de Adriá: que muchos acaban en urgencias por comer productos tóxicos. Este tío es un alquimista envenenador y un fantoche.

    • Enric, gracias por su comentario. Nombres, fechas y pruebas. O corre el riesgo de que el que quede como un fantoche y un intoxicador sea usted. Dicho con todo el cariño.

  9. cuchara en mesa no pesa

    Es normal que alguien tan vanguardista como Ferrán Adriá esté sujeto a crítica.. son demasiados los factores que influyen en la valoración, por ejemplo el tamaño mediático del personaje (envidias), las rencillas en la cocina (de parte de la segunda fila de cocineros), el origen del personaje (catalán), etc etc.. pero es que su desarrollo, su carrera, su coherencia durante años y años es tan abrumadora en el mundo de la cocina que todos estos comentarios son pequeños arañazos al aire, Adriá es de largo el personaje más importante de la cocina que ha existido hasta el presente.
    Guste o no, llamarle alquimista, cocina molecular o lo que sea es como simplificar que el cine de Almodovar es cine con maric..en ambos casos clasificar como absurdo, e insultante es lo mínimo que se puede decir.

    • Amigo, gracias por su comentario. No creo que la catalanidad de Adrià influya en que haya gente que lo critique. Y si así fuera, sería absurdo, ¿no cree?

      • cuchara en mesa no pesa

        si es absurdo, pero este país esta lleno de detalles ridículos como descalificar por el lugar de nacimiento..
        pero como decía, Adríá aglutina capacidad técnica, innovación, bagaje (la gente no se puede confundir, su restaurante ha llegado a 3 estrellas michelín mucho antes de salir en la portada que le dió el empujón final), respeto generalizado entre los grandes maestros..
        solo Arañazos, calificar de alquimista o insinuar que la gente vomitaba al salir de El bulli es .. ridículo, ¿o tal vez directamente malintencionado?.. la envidia siempre sin descanso

  10. Si Adría fuera Madrileño entonces le harían una estatua en medio de la Cibeles.
    pero tiene un defecto, y es que encima es catalán y su restaurant en la preciosa Girona, bastión nacionalista

    • Ramon, gracias por su comentario. Yo creo que los elogios e improperios hacia Adrià se reparten por igual por toda la península ibérica (incluídos Andorra y Portugal :-))

  11. Si no te va el rollo Adriá eres un envidioso? Si te parece una tomadura de pelo el rollo alquimista, a 350 euros el “menú del día”, eres un ignorante? Si crees que gastar varios millones de euros (sin concurso público y malversando los fondos para I+D) para montar el chiringuito de las “ciencias gastronómicas” de San Sebastián eres un mediocre? Si crees que llamar “investigación” a lo que hacen estos cocineros es simplemente estúpido, entonces eres un reaccionario?
    Me parece que casi todo el mundo ve que el emperador paseaba en pelotas y que su éxito estaba ligado a la cultura derrochadora, hortera y papanatas que triunfó en nuestro país en los últimos 20 años. La misma que crea las burbujas que luego revientan en la cara de los ciudadanos.
    Pagando lo que sea, oiga! Será por dinero? Si esto lo paga la empresa X, el constructor Y o el partido Z!
    Venga ya!

    • Angel, gracias por su comentario. Lo que hace el Basque Culinary Center es inventigación, lo que hace la Fundación Alicia es investigación y lo que hará elbullifoundation será investigación. Sobre la financiación del Basque Culinary Center, le remito al artículo que escribió Cristina (@Garbancita) en este mismo blog. Las otras dos son fundaciones privadas. El resto de su comentario me parece un prejuicio tras otro.

      • Sobre la finnciación del BCC podemos remitirnos al BOE:
        http://www.boe.es/boe/dias/2009/10/31/pdfs/BOE-A-2009-17246.pdf
        La fundacion será privada, pero el dinero era público (7 millones de euros exactamente). Se lo regaló, sin concurso alguno y de forma directa, el anterior gobierno. La partida presupuestaria es la que sirve para financiar proyectos de investigación competitivos, es decir, con una convocatoria pública y transparente donde compiten grupos de investigación con experiencia. En este caso no, le damos el dinerito a una fundación sin actividad cientifica previa ni muestra de poder hacerla. Supongo que el regalo no tuvo nada que ver con el apoyo del PNV a la votación en el congreso de los presupuestos del Estado.
        Respecto al concepto de investigación tampoco debe discutirse mucho, ya que hay criterios internacionalmente aceptados al respecto. Los investigadores generan nuevo conocimiento científico y lo publican en revistas científicas . Cualquiera puede buscar (en Google Académico) cuantos artículos científicos ha publicado el BCC o Adrian. Me parece que ponerse una bata blanca y llamar laboratorio a una cocina no es investigar. Dar cursos de alta cocina a precios desorbitantes, tampoco.
        Esto no es faltar el respeto a nadie. Decir la verdad tampoco. F.Adria es un cocinero que te puede gustar o no, pero no hace investigación. Y el BCC se ha creado gracias a dinero público del Estado Español, concedido de forma totalmente discrecional fuera de los mecanismos normales de asignación de recursos de investigación, para algo que hasta ahora ha desarollado muy poca investigación.
        Seguramente, es mejor gastarnos el dinero en estas cosas que en evitar que desaparezcan los equipos cientificos que no tienen ni para los becarios.

        • Angel, Muy interesante lo que comentas, muchos datos que apoyan tu tesis, en definitiva muy cientifico. Un problema que seguro puedes subsanar ya que tienes acceso a mucha informacion, sabes como encontrarla, te explico. Los restaurantes de ‘alta cocina’ o como quieras llamarlos, desde el reconocimiento internacional a Adria, han tenido un efecto brutal en el reconocimiento de la cocina española a nivel internacional. Empiricamente, cientificamente, se pude calcular ese ‘efecto positivo brutal’ la mejor manera es calcularlo en euros. Hay datos que podras encontrar en internet de que varios millones de personas de alto o altisimo poder adquisitivo, visitan ahora España gracias al ‘efecto Adria’. Siete millones de euros versus miles de millones…blanco y en botella. A veces hay que mirar mas alla, y ver las cosas en sentido amplio, entonces tendremos una posibilidad de tener un pais mejor, lo contrario es la mediocridad y mas mediocridad.

          • Si me parece perfecto que se promocione la cocina, ésta y otras muchas. Como me parece perfecto que se promocione el turismo en Benidorm, que también nos da mucho dinero, y la industria del automovil, que todavía nos da mucho más.
            No creo que Adria mueva miles de millones, vamos, estoy seguro de que no.
            Lo que no me gusta son las fantasmadas, montajes y exageraciones. Que se llame investigación a lo que hace este señor, que sinceramente no parece preparado para ello. Y es inadmisible que se gaste el escasísimo dinero de investigación en montar chiringuitos de lujo para jubilar a estos cocineros, ahora que la crisis ha convertido en poco rentables sus montajes anteriores

  12. hola,

    me gustaría aportar a todo lo que comentas en el artículo otro granito de arena. Me dedico al mundo artístico y no al culinario pero la huella de Ferran Adrià es exportable a muchos campos.

    A parte de todo lo que aporta a la innovación en el aspecto culinario lo más destacable es su ACTITUD. Es un personaje sumamamente generoso. A diferencia de la Nouvelle Cuisine y otros mundillos denominados élite de la cocina, Ferran publica todas sus recetas. No sella con silencio sus avances sino que los comparte con todo el mundo. Después está la gracia de cada uno de saberlas realizar (yo no).

    Hay que sumar a esto otra brillantez personal “siempre muestra a su equipo de trabajo” cosa que muy pocas estrellitas castro, ya sea de la arquitectura, del diseño,… aparecen ni mencionan a todo el equipo que hay detrás de él anudándole a sacar las cosas adelante y a mejorarlas.

    Y por último le envidio. Como me gustaría poder desarrollar mi carrera profesional como lo hace él. Pudiendo tener un taller para investigar.

    Por dios cuando sea mayor quiero ser como Ferran Adrià!

    • Anna, gracias por tu comentario. No es por desanimarte, pero figuras como Adrià aparecen muy pocas. De todos modos, todo se resume en dos palabras: tranajo y pasión… y un poco de suerte, claro. Ánimo si tienes un sueño, persíguelo.

  13. Miguel Ángel Almodóvar

    Tras haber publicado 17 libros y centenares de artículos, reportajes, ensayos, etc, y dedicado tres décadas a la información, divulgación y opinión en prensa escrita, radio y televisión, comprendo e incluso me honro en que cualquiera, dejándose llevar por la muy legítima cólera del español sentando y la barojiana barbarie natural de la raza, pueda tratarme como un pin-pan-pum. Enhorabuena a todos los premiados y alejemos definitivamente de nosotros la funesta manía de pensar.

    • Don Miguel Ángel,

      No soy el responsable de que los comentarios insidiosos hacia su persona que hayan aparecido publicados y que por supuesto no aplaudo e incluso he reprobado. La moderación de los comentarios no es algo que desde la cadena SER me permitan hacer. Lamento mucho que se hayan usado términos despectivos hacia su persona, que sin duda no merece ni además era ese el objetivo con el que escribí lo que escribí. Se discuten las ideas no se ataca a las personas.

    • cuchara en mesa no pesa

      muy poético, pero con un cierto tinte a pataleta de niño al que no le dan la razón.
      No he observado mayores descalificaciones, al menos personales, veo un tono general crítico hacia la sociedad española pero más allá de todo eso, felicitarle por su aportación en forma de libros, no se tome como una afrenta que no comulguemos con algunas de sus opiniones y si nos permite, nosotros a lo nuestro pensar poco y a destiempo, para profundizar en lo conceptual y para alturas de miras ya está Usted.
      Chicos, el niño no juega, que se enfada.
      El resto a sus opiniones

  14. Soy un español mediocre, que trabaja en seguridad, estudié maestría industrial y algo de fogones con mi bendita abuela, yo me quedaba al cuidado de ella y de mi hermano mientras mi progenitores curraban, no se daba mal, aunque el amaneramiento cociníl propio de pasarela de plumas y lentejuelas donde los platos son escasos en todo salvo en ser cuadrados y cubiertos de extrañas formas, ha dado paso a la sociedad de la aspirina.
    Los delgados en desfallecer con terrón de azúcar en el bolsillo cuan salvavidas están contentos con esa forma de cocinar propio de un chino donde van a comprar golosinas de distintos colores, malos comedores de pequeños estómagos mas aferrados a tomarse una pasti, rápida energética, han sido los que han forjado la moda de, pub, light, bares, y cocineros.
    Por comer rápido y no recordar la verdad, su mami, no sabía ni freír un huevo, y ni hablar de la “tata” al cuidado, siempre filetito y arroz con tomate.
    Ahora seguimos y apartamos al señor Adría con su conjura de magos en su restaurante donde para estar en un paisaje con muchas montañitas, aislado y de grandes maestros conseguían retener la comida de turno.Es solo para degustar,luego al baño, lo mismo me hace reacción, o me empezado acordar de los repartos de gratificaciones entre capones y chillidos de uno que pasaba por allí, al cual todos llamaban Don, y Doña, y entre esos Dones se han creado todo un emporio de niños, que no han crecido, que solo han visto esos chuches como su tabla de salvación, una generación que huye, como sus platos huidizos en todo, les falta lo fundamental la comida, en una isla perfecta, por esos a los de buen saque os he escrito esto…”Yo también me hubiera quedado con hambre “.

    • Apreciado amigo,

      Perdone pero no he entendido nada de lo que dice

    • cuchara en mesa no pesa

      estoy seguro que dado como te lo has currado seguro que tiene sentido lo que dices.
      Pero para mí (y para algunos más) es como cuando metía textos en ruso en el traductor de google y luego los quería pasar al castellano..
      Ni p… idea de lo que quería decir el texto que acababa de traducir.
      por si he pillado algo, aunque sea de casualidad, menú degustación no equivale a menú dereventón

  15. Nunca comí en El Bulli, pero me hubiera encantado. La única vez que probé algo parecido fue en el MiniBar de J. Andrés, y me pareció interesante. Desde luego nada para comer todos los días, pero si para una ocasión excepcional. La crisis y los graves problemas sociales en España han cambiado la perspectiva de las cosas, y gastarse cientos de euros en una comida se percibe de forma diferente que hace unos años. En todo caso, Adriá ha sido un gran innovador, eso nadie lo puede negar, y sus libros de cocina son magníficos, y serán un referente durante muchísimo tiempo.

    http://bit.ly/XDUWyI

  16. Adria es un genio de la innovación, pero se le da más bombo que lo realmente es. Su legado esta dirigido a un porcentaje muy pequeño de la sociedad y sigue teniendo el mismo problema que todo lo que es español de cara al exterior que es su venta. Los españoles no sabemos vendernos fueras de nuestras fronteras.

  17. Es increible, tu artículo es un ataque directo a la libertad de expresión. Cualquier persona puede criticar a quien sea, sea el mejor cocinero del mundo o sea quien sea, con absoluta libertad sin faltar el respeto nuncal. Que asco de gente de izquierdas trasnochaos, qeu son los primeros que se cargan la libertad de expresión cuando quieren. Que hartazgo de izquierda, que odio, ufff…es que no lo puedo remediar. Ejerciendo mi derecho a la libertad d eexpresión digo que Ferran Adria basa su cocina en la mediocridad, ¿por qué digo esto? porque me da la gana y ejerzo mi libertad de expresión, le moleste a quien le moleste. QUE HARTAZGO DE IZQUIERDA, QUE PESADUMBRE, QUE DICTADORZUELOS.

    • Apreciado amigo, gracias por su comentario.

      Perdone, pero usted no tiene ni idea de lo que es la libertad de expresión. Yo no le niego a nadie el derecho de opinar lo que quiera, mientras se mantenga, como dice usted, el respeto. Pero la libertad de expresión incluye el derecho de contrastar las ideas propias con las ajenas y esto es a lo que me he limitado a hacer. Hay ideas expresadas por el señor Almodóvar con las que no estoy de acuerdo y así lo he expuesto en mi artículo.

      Para su tranquilidad le diré que no soy de izquierdas, aunque no tengo ningún problema con la gente que sí lo es, al contrario que usted. De hecho, si le digo lo que soy de verdad, mucho me temo que la va a parecer peor.

    • cuchara en mesa no pesa

      es una pena que la santa inquisición se apoltronara y perdiera ese vigor que a buen seguro echas de menos.
      No importa, siempre podéis dar otro golpe de est.. cuchara para resarcir al mundo de esa vorágine a la que nos abocan los que hacen menús de degustación de 30 piezas en vez de un buen caldo de pollo y media naranja, que era lo que tocaba en aquellos buenos tiempos en que el hartazgo era solo por la derecha, sin doctorzuelos pero con licenciados y maestros de vara en mano, ahora que el hartazgo viene de las dos partes permíteme aconsejarte sobre la opción de ir a mcdonalds, y en ese caso te recomiendo la que llaman mcibérica, les ha salido bastante decente.
      Por cierto, sin entrar a criticar tu santo derecho a la libre opinión, este blog tenía como objeto algo bastante bien distinto que el de un enfrentamiento político.

  18. y yo estoy harto de articulos como este porque alguien famoso o publico de una opinion mas o menos acertada automaticamente se le atribuya a todos los españoles , no puedo opinar sobre ferran adria porque nunca he tenido el placer de degustar su cocina esa es mi opinion .ni envidio ni tengo ningun tipo de inimadversion contra este señor y soy español dejen de pensar y creer que todo lo que tiene que ver con este país es la opinión publicada

  19. “España es un país de envidiosos y mediocres, y no hay español que no sea un experto en todo”.Punto. Lo sabemos de sobra desde siempre y nos regodeamos en ello. Si a envidiosos, mediocres y “todólogos” le sumamos chorizos tenemos la foto.

    • Franciso, gracias por su comentario. Veo que lo que más ha llamado la atención de mi artículo, así en general, es lo de que España es país de envidiosos y mediocres. Creo que había ideas mejores, pero el público es el que decide con que quedarse.

  20. Egocentrismo

    Autobombo continuado, sensación de humo, cocineros gurús posando vendiendo como oro la chatarra, cocineros incultos que hacen gala de no leer un libro -lo demuestran con un nivel de cultura bajo-,… Esta es la sensación que me provocan Ferran y muchos otros cocineros.

    Un Ferran que seriamente decía en el Forum gastronòmic de Girona de hace algunos años que la Generalitat lo que tenía que hacer era proporcionar a los cocineros una lista de productores artesanos para que ellos les puedieran localizar y comprarles- por mi experiencia se que no están nada abiertos a recibir información y menos a hacer caso-, que su apoyo a productos de calidad suele responder a intereses comerciales o de autopromoción como descubridores

    Impagable el video que os remito de discusión culinaria entre Arzac y Ferrran Adrià:

    http://www.youtube.com/watch?v=CviuK4tWMiM

    Respecto de los vicios españoles pienso que más que la envidia el peor es el respeto reverencial por el poder o los poderes de cualquier tipo

    • Totalmente de acuerdo.
      No es obligatorio pasar por el aro que estos presuntos creativos nos imponen. Ni todo el que no esté de acuerdo tiene por qué ser envidioso, o ignorante. Supongo que Santi Santamaría no era un cocinero mediocre, ni ignorante ni envidioso y en su día dijo cosas que suscribimos muchas personas.
      Supongo que es posible discrepar ¿O no?
      Y me parece inadmisible que se tache a la sociedad española de envidiosa o ignorante. Cualquiera que vea el video citado arriba se dará cuenta que sus protagonistas no son precisamente de la Academia de las Ciencias, ni siquiera de las culinarias.

  21. Perdonen, pero las respuestas que aparecen bajo Sin Lantro, también las he escrito yo.

  22. Pues mi madre hace un caldo de cilantro , terriblemente gustoso!! como siempre se ha hecho ,¿ para que cambiarlo?

  23. Hola a todos/a, desde el respeto que todos/a merecen, me parece un despropósito todo lo que aquí se ha escrito, la que se ha liado por un comentario personal hacia un libro donde se expresan comentarios también personales, después decimos que este país no tiene remedio, es que no lo tiene.
    Ah, y me encanta Tinta de Calamar. Saludos.

  24. Que el Sr. Ferrán Adriá es un genio, nadie lo duda; lo que pasa (no quiero poner “pero”)es que, estoy seguro de que, mañana,pasados 30 años, se le reconocerá su paso por la historia de la gastronomía ¡que no es poco! pero nada más. Sus deconstrucciones, sus esferificaciones, sus “experimentos”, quedarán como algo a respetar, pero no a poner encima de la mesa. Haber pasado por su restaurante le daja a uno la sensación de haber ejecido de “conejillo de indias”; uno, en su modestia, no llega a esos niveles. Me recuerda, en los inicios de la música “enlatada”, cuando los “amantes” de la música presumían de vatios, a mí, de 30 V por canal para arriba, me daba igual.

    Perdone D. Adriá, yo prefiero un honesto cocido, bien trabado de sabores; un buen marisco, cocido en su punto, un pulpo de roca bien oficiado, unas ostras “sin más”, sin más que con una frescura sublime, que me estallen en sabor en la boca como besos de doncella marina,una empanada, no cualquiera, superfina, trabajada por el amigo Jaime en el Restaurante “El Capitán” de Vigo, etc.

    Disculpe mi ignorancia pero, creo, nunca me va a convencer, nunca me va apasionar sun cocina aexperimenteal.

    Desde todo el respeto que merece alguien que ha conquistado el mundo de la crítica gastronómica, un afectuoso saludo

    Ángel Cobas

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.

© CADENA SER 2013 ? Gran Vía, 32. 28013 Madrid. Tel: 34 91 347 77 00 | Tinta de calamar arriba ↑