10 platos muy pasados de moda

por  |  27 de noviembre de 2012
Compartir en Menéame

Mikel Iturriaga habla de vez en cuando en su blog, El Comidista, de platos a los que él llama viejunos. Platos que tuvieron su época de esplendor en un momento determinado pero que, por diversos motivos, no han soportado el paso del tiempo.

Me gustaría presentaros mi ranking particular de los 10 platos vintage que me gustaría no volver a encontrarme en una carta  de un restaurante, si fuera posible.  Y el orden no es para nada aleatorio: empiezo con los que podrían tener un pase y termino con los que no lo tienen…

10. Tarta Comtessa. ¿De verdad es necesario que siga existiendo esta “tarta”?  Mi sorpresa fue mayúscula cuando en una comida multitudinaria, a la que asistí, casi todos los comensales la eligieron como postre. ¡Sigue gustando! No me lo explico, la verdad.

9. Lenguado Meunière o a la Molinera. De entrada, eso de “a la” ya me da dentera. Pero ¡si eso ya no se lleva! Se tiende a la simplicidad, a llamar a las cosas por su nombre. Esta manera de cocinar el lenguado surgió como consecuencia de las malas técnicas de conservación de los alimentos, al no existir  las neveras. Se cocinaba el lenguado con mucho limón para “enmascarar” el tufillo que pudiese tener el pescado medio podrido.

8. Langosta thermidor. Atención: langosta cocida, abierta a lo largo y napada con abundante salsa thermidor, lo que viene a ser una bechamel con mostaza y brandy. Por favor que alguien avise si en este batiburrillo de ingredientes consigue encontrar el sabor de la langosta.

7. Ostras a la normanda. Era difícil pero… sí: peor que la anterior. Ostras pochadas, colocadas en su concha con manzana, setas, perifollo, calvados, nata… ¿No había nada más en la despensa para echarle?

6. Tortilla Alaska. Helado, bizcocho, todo cubierto de merengue y gratinado. Pelín rococó para mi gusto. Parece ser que el inventor quería demostrar que las claras de huevo eran malas conductoras del calor.

5. Rape alangostado. Este sí que es el súmmum de los platos viejunos Falsarius. Ni el rape sabe a rape ni a lo que quiere emular, la langosta. De lo peor para mi gusto.

4. Solomillo de ternera con salsa a la pimienta. Típico plato en el que los cocineros suelen aprovechar para endosarle al cliente el corte de la cabeza del solomillo (de peor presencia). Por si alguien no lo sabía… Y para colmo, bañado (literalmente) en esta salsa. Si además se pide la carne muy pasada, ya ni hablamos.

3. Salsa holandesa. Pesada salsa resultante de emulsionar mantequilla con yemas de huevo. Está rica pero es grasa lo mires por donde lo mires. No se lleva.

2. Cocktail de marisco. Cocktail de ¿qué? Para empezar, a cualquier cosa se le llama marisco. Considerando que el ingrediente mayoritario del plato suele ser lechuguita inundada de salsa rosa… y, para rematar la faena, hay quien todavía, hoy en día, lo sirve presentado sobre una góndola de piña. Sin comentarios.

Y… ¡Redoble de tambores! Tiene el honor de ocupar el número 1 en este ranking particular de platos vintage…

 1. El aspic. Por si alguien no lo conoce (¡suertudos!) explicaré que consiste en un modo de presentación para preparaciones cocidas (véase pescados, mariscos, pollo, verdura) consistente en forrar un molde con gelatina e introducir en él el producto elegido. Muy, pero que muy, demodé.

 

* Fotos: Aspic, Predicador malvado / Langosta, Celia Hippie / Tortilla Alaska, Getty.

Acerca de Julia G. de la Fuente

Diplomada Técnica en Cocina y Gastronomía por la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, posteriormente realizó sendos stages en el El Celler de Can Roca (Girona) y Ramón Roteta Hondarribia (Guipúzcoa). Tras varios años trabajando en restaurantes y hoteles de Cataluña, Cádiz y Málaga, decidió dedicarse a la enseñanza. Actualmente imparte clase de FP en el Ciclo de Panadería, Repostería y Confitería en el IES Hostelería de San Roque (Cádiz). Comparte sus reflexiones gastronómicas en el blog Darlabrasa.com y también en Twitter (@juliamasala).

Archivado en: Rumiaciones



30 Comentarios


  1. Este artículo sí que está pasado de moda, publicado en serie por el comidista hace un año en El País. Un poco más de originalidad ¡Que el corta y pega no se lleva periodista!

  2. Estoy de acuerdo en lo viejunos de todos los platos hay que ver que desastre y todo para camuflar los sabores, pero hago una salvedad los huevos benedictine con su salsa holandesa me encantan, se les puede echar otra salsa para que estén igual o mas de ricos. gracias Mikel que vales mucho

  3. Correcto, los platos son evidentemente viejunos y nada recomendables, pero yo incluiria tambien al imprescindible Pijama, postre estrella de las comidas domingueras fuera de casa, y al inolvidable vino Brillante semiseco, que era el techo de los conaisseurs ; si bien, llevamos varios años que todo el mundo se ha apuntado al queso de cabra con mermelada de tomate, al paté de oca con la misma mermelada de tomate, a la cebolla caramelizada con lo que se me ocurra, a lo que sea con reducción de Pedro Ximenez y Aceto Balsamico, al revuelto de setas con gulas y gambas, y al horribilis supremo del invento del chef con CRUJIENTE DE IBERICO, por Dios, una buen jamón, ( mas si es realmente iberico ) no debe conocer el fuego ; dentro de unos años, hablaremos de los platosa viejunos que hoy son los mas IN de la cosa chachipiruli.
    Tiempo al Tiempo.

  4. Pues yo soy uno de esos a los cuales les ENCANTA la tarta Contesa, y ojalá siga presente muchos, muchos, muchos años en las cartas de los restaurantes. Que le voy a hacer, creo que podré sobrevivir a ello. Pero encuentro un consuelo: mucho peor es la vanidad de algunos supuestos “expertos” en gastronomía, afortunadamente creo que poca gente les presta atención. Y, encima, como dice Teo Troll resulta que lo que de verdad está pasado de moda es el artículo. En fin….

  5. Bueno y que tiene de malo que aun existan estos platos, quizá sea porque la gente aun los pide.

    A mi es que esta moda de hoy en día de que los platos actuales llevan 3 palabras en el nombre y que lo llamen comida de autor, lo que en la realidad mundana se traduce a que te la voy a clavar, con 2 trocitos y tres gotitas espachurradas en un plato más grande que la mesa, pues como que no.

    Sinceramente creo que esto viene a ser, como decía mi abuelo “falta de hambre” (de haberla pasado)

    Vamos a ver, que yo disfruto probando cosas nuevas y sorprendentes, pero me parece que cada día hay mas tontería en todo esto, mucho envoltorio y poca sustancia.

    Con todos mis respetos eso si

  6. vale ya de meterse con la autora. claro que para gustos los colores y que la gastro no envejece, simplemente los estómagos andan más o menos llenos y nos cansamos de lo mismo, pero hay que reconocerla su trabajo y a más de uno ni se le habría ocurrido pensar en un ranking como ese. lo de corta y pega no sé yo. pensad que salvo contados extraordinarios jóvenes periodistas especializados en gastronomía, como algunos que nos deleitan con sus publicaciones en este acertadísimo blog, y que gracias a su buen hacer y gusto, nos hacen olvidar que poco hay nuevo bajo el sol.

    • Gracias Rafael.
      Te diré que no me afectan para nada esos comentarios porque el post es entero de mi cosecha. Aunque claro que sabía que Mikel tiene sus platos viejunos.
      Me gusta que la gente interactue y comente si está de acuerdo o no con mi opinión, que no es más que eso, una opinión personal.

      Saludos!!

  7. Me he dado cuenta de lo demodé que soy porque ¡¡¡me encantan esos platos!!! :=)

  8. En Asturias me encantan los “entendidos” que se van a dar una fartura y ahuecan la voz para pedir platos que demuestren que tienen muches perres y que están al día en las tendencias culinarias de hace 20 años:

    -un carpachín de buey pa empezar
    -pastel de cabracho (nata, mayonesa y restos de los pescados del día anterior)
    -Pixin alangostao (el rape alangostado nº 5 de vuestro ranking)
    -Carne a la piedra (para atufar al personal de las mesas de alrededor)
    -Y un buen vino, por supuesto. ¿Qué vino desea el señor? Un Rioja, dice muy orgulloso de su elección. ¿Un Coto de 4€ en Carreful que yo le pongo a 12€? Sí. Buena elección señor. Ya te lo decía yo, Mariloli, aquí me tratan como a un señor. Me llamo Concha. Camarero, un par de gin kases que esta noche va a ser larga…

  9. Estoy de acuerdo con la autora. Hay platos que dan mucha pereza y denotan falta de originalidad. Además me atrevería a decir que no se hacen con demasiado cariño.

    Dicho esto, me parece estupendo que se sigan ofreciendo y que haya gente que siga disfrutándolos. Así es la ley de la oferta y la demanda !

    No hay que ofenderse, sólo se trata de opiniones. El progreso seguirá encontrando camino…

    Felicidades por el post.

  10. En mi tierra y en mi niñez, lo llamaban suflé falmbeado, por que lo rociaban con brandy y lo sacaban a la sala envuelto en llamas. Incluso, en las celebraciones de postín con muchos comensales, apagaban las luces y salían cutro o cinco camareros con uno en llamas en cada mano y la gente empezaba a aplaudir. Era alucinante.

  11. Dios mío, yo soy una de las damnificadas por la Comtessa, estoy harta de tener que comerla en las comidas familiares. Pero por supuesto hay que respetar a todo el mundo, supongo que tendrá sus fans, sino no seguiría vendiéndose ni tendría la fama que tiene. Buen artículo ;)

  12. La verdad es que si que son ya un poco “vetustos” pero todo puede tener su encanto. El aspic, decorado primorosamente me recuerda al que hacia mi madre en ocasiones especiales. No era lo que mas me gustaba, pero hace poco le pase la receta a una amiga y recordé con mucho cariño ese plato.

  13. Que pesaditos con decir “demodé…eso sí que está trasnochado.

  14. Podría añadir la tarta al whisky, el banana split, y los entremeses (embutidos de segunda con croquetas y empanadillas congeladas…) con tacita de ensaladilla rusa en el centro.

  15. Pero ¿quién y qué se creen estos cocinillas para decir lo que está pasado de moda, lo que no hay que comer o con qué hay que comer? Por el amor de dios, basta de gurús, torás y élites gastronómicas?
    Unos nos dicen dónde invertir (estafadores), otros qué comer (críticos y restauradores: cocineros), otros cómo mantenernos jóvenes, otros qué vestir, otros que votar, otros qué leer, otros que ver, otros qué es lo sano y lo insano…….. Por favor ¡déjennos en paz! ¡¡que cansinos!!

  16. Tranquilos que con esto de los revivals, de aquí a dos días se pone otra vez de moda el after eight y la comtessa-esa.

    Una sugerencia Julia:una lista de días gastronómicos. Últimamente he visto que las frutas confitadas recubiertas de chocolate están volviendo a la carta, perdón, a la carga.

  17. No quiero aburrir con la historia del soufflé Alaska que me sigue gustando.Ojo que hoy tenemos en las cartas los “Chauds-froisª transpirenaicos.Lo que aísla del calor es el aire confinado en el merengue, no las claras. Con perdón me parece una majadería un poquitín ignorante pasar de moda a los fenicios que inventaron las gelatinas siglos ha.

Trackbacks

  1. 10 platos muy pasados de moda
  2. El discreto encanto de la cocina "sin tonterías" - Tinta de calamar

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.

© CADENA SER 2013 ? Gran Vía, 32. 28013 Madrid. Tel: 34 91 347 77 00 | Tinta de calamar arriba ↑