Un repaso por la trayectoria de David Ferrer, el cuarto tenista de la historia de España que logra 500 victorias en el circuito. Su proceso de madurez ha sido paralelo a la consecución de resultados.