Tras el programa de ayer hablamos con Roberto Sabrido, el Presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), para que nos amplie la información sobre como lograr un consumo responsable de sal, teniendo en cuenta sus beneficios y sus riesgos si se consume en exceso.

¿Por qué esta campaña “Cuídate +. Menos sal es más salud”? ¿Tanta sal comemos? Dicen que el doble de lo que deberían…

 En España, el consumo de sal es de 9,9 g diarios mientras que la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos diarios. Por eso el Plan Cuídate + , MENOS SAL ES MAS SALUD, pretende sensibilizar a la población de la necesidad de controlar la ingesta de sal, informando tanto de los problemas de salud derivados, como de los beneficios que aporta la implementación de una serie de hábitos saludables.

¿Qué problemas nos genera el consumo excesivo de sal?

El consumo de sal es necesario para el funcionamiento del organismo, pero su consumo tiene que ser moderado. Si consumimos exceso de sal, se ha demostrado que está fuertemente asociada a la hipertensión arterial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aproximadamente el 62 % de las enfermedades cerebro-vasculares y el 49 % de la enfermedad isquémica cardiaca son atribuibles a la presión arterial elevada. El consumo excesivo de sal afecta también al sistema renal, óseo y respiratorio.

¿Comemos mucha sal porque se la añadimos a los alimentos, las ensaladas, los guisos… o es que también hay mucha sal en alimentos preparados?

La sal que consumimos proviene de dos fuentes: sal añadida durante el cocinado y condimentado de los platos o “sal visible” (20% del consumo total de sal) o la sal que proviene de los alimentos o “sal invisible” (80% del consumo total de sal). Dentro de esta sal invisible se encuentra la sal que está presente de forma natural en los alimentos, que corresponde a un 8% del consumo de sal y la sal añadida en los alimentos procesados que representa un 72% del consumo de sal en la dieta y que por tanto, es posible reducir su consumo.

¿No debería informarse mejor de los contenidos de sal de muchos alimentos?

El etiquetado nutricional es facultativo, aunque la mayoría de las industrias alimentarias lo incluyen en sus productos. Sin embargo, es cierto que el etiquetado que figura en los alimentos no es fácil de entender. La Unión Europea ha lanzado una actualización de las normas que van a mejorar este etiquetado, aunque las empresas tienen tres años para adaptarse. En este sentido el Plan Cuídate +, MENOS SAL ES MAS SALUD incluye en su web un apartado sobre el etiquetado de los productos alimenticios para ayudar a comprender el etiquetado nutricional. Hay que recordar que en el etiquetado que figura en los alimentos, la sal viene expresada en gramos (g) o gramos de SODIO. En ese caso, para hallar el contenido de sal hay que multiplicar los gramos de sodio x 2,5.

¿Qué alimentos debemos cuidar especialmente?¿Y qué personas deben cuidar los excesos?

 Los alimentos procesados, los que son industrialmente preparados,  son la principal fuente de aporte de sal, por lo que su consumo debe ser ocasional. Sin embargo, la propias empresas de la alimentación, ya están ofreciendo gran variedad de alimentos con contenido reducido de sal y bajo contenido en sal que es otra opción para que si se desean adquirir productos procesados , sean una opción más saludable en el conjunto de la dieta y así poder reducir el consumo de sal diaria y gradualmente.

Mantener un consumo adecuado de sal es recomendable para toda la población en general con una vida sana.

¿Estaría bien quitar los saleros de las mesas de los restaurantes?   

Por lo general, en los restaurantes los platos ya se sirven condimentados por lo que no es necesario añadir más sal. Desde la AESAN promovemos que antes de utilizar el salero, se compruebe si el plato necesita sazonarse, y que no se sazone suplementariamente. Desde AESAN hemos impulsado iniciativas y programas de actuación con los restaurantes (Gustino, Food- profit) para que se promueva quitar los saleros de las mesas, porque se considera innecesario, y está demostrado que si están delante se incita a que se eche mas sal en cada plato, y también con los propios cocineros  (asociación Eurotoques) en diversos programas y concretamente en este Plan Cuídate +, MENOS SAL ES MAS SALUD, con la Escuela de Hostelería de Madrid, se les ha pedido que ofrezcan, a los que participan en nuestro PLAN,  unas recetas de platos con menos sal, sabrosas y ricas.