Dios lo deja

por Javier Gallego  |  11 febrero, 2013
Tuenti
Compartir en Menéame

No es el Papa el que renuncia, es Dios el que abandona. Dios se retira. Dios lo deja. Dios dice adiós. No se siente con fuerzas para arreglar el desastre. No tiene ya edad ni energías para regenerar la democracia española. Ni dios se siente capaz de levantar la marca España. Dios dimite porque en España ni dios dimite aunque el país está hecho un cristo.

El Papa lo deja porque ha llamado a Dios y Dios le ha dicho que ya no es profeta en su tierra. El Estado que ha sido el referente del catolicismo más ortodoxo en el mundo, el Estado gobernado por la derecha conservadora y mayoritariamente creyente, el Estado en el que la Conferencia Episcopal forma parte de las decisiones de gobierno y tiene privilegios fiscales como un evasor en una amnistía, ese Estado católico de hecho aunque no derecho, ha metido a su Dios en un sobre y lo ha mandado a un paraíso, un paraíso fiscal en el que su ley desgrava y nadie declara ni confiesa. Dios lo deja porque los suyos le han abandonado. Nadie pide perdón. Nadie se arrepiente. Nadie tiene propósito de enmienda. Al contrario, cada día Dios se levanta con un nuevo pecador, estafador o evasor de impuestos.

Dios se ha levantado esta mañana y ha leído que también el jefe de la Patronal madrileña, Arturo Fernández, paga en negro. Y el domingo, que es su día de descanso, estuvo viendo las cuentas que Rajoy ha publicado para exculparse pero que no le exculpan de nada. Más aún, las cuentas que publicó no coinciden con las que le dio al Congreso. O sea que se equivocó o mintió. Pero no lo ha reconocido. Ni ha reconocido error alguno la ministra de Sanidad. Ni piensa dimitir ni dejarlo aunque la opinión pública lo pide casi al unísono. Por eso Dios lo deja: porque aquí nadie reconoce su falta y se marcha. Dios dimite para dar ejemplo. Para que alguien le siga. Pero ni por esas.

La política española es como Dios, brilla por su ausencia, se cree omnipotente y no nos escucha. No escucha ni a dios. Por eso, Dios ha muerto, como dijo Nietzsche. Vamos a tener que ser superhombres para quitarnos a los papas negros de en medio.


1 comentario


  1. SEÑAL DIVINA

    Hace unos meses, bastantes, escuché una entrevista en la SER con Arturo Fernández , le preguntaban sobre su religiosidad, JMJ … y otras cosas que le hubieran gustado ser,, este caballero dijo que si no hubiera llegado a lo que es le hubiera gustado ser PAPA dirigiendo la iglesia, qué pretensiones!

    Yo creo que Dios ha hablado con el PAPA para que Arturo se presente como canditato a ocupar la Vacante Divina, y pueda asumir junto a sus amigos las corrupciones eclesiásticas.

    Busquen en la hemeroteca!

    Saludos

    Oyente cabreadísma y afectada por la corrupción