Seamos serios, estamos jugando

31 de enero de 2013  | por Iñaki Gabilondo |  , , , ,  |  11 Comentarios
Tuenti
Compartir en Menéame

 

Iñaki se pregunta qué relación hay entre la situación que vive el país y los éxitos deportivos que obtienen nuestros equipos nacionales



11 Comentarios


  1. Supongo que tiene que ver con el proceso evolutivo de las civilizaciones, dejar un hueco a la generosidad humana a través de una proyección de la sociedad materializada en algo que demuestre que los individuos son capaces de afrontar el éxito o la derrota con cierta elegancia.
    También supongo que ese sentimiento de asco o de irritabilidad que se siente frente a la política es el nudo gordiano de lo que el ser humano sabe que puede conseguir pero las estructuras del poder no permiten.
    En cualquier caso, tan antigua es la elegancia en el deporte como la corrupción y la avaricia en la política cotidianas, la antigua Roma y la antigua Grecia son ejemplos muy claros de esa ambivalencia entre el deporte y el poder.

  2. En el Basquet y en el futbol hay una explicación que puede ser extrapolable a todo el resto de deportes. La explicación es que al contrario de el resto de cosas, en el deporte “SI” se ha hecho una limpieza importante y las bases (lo más importante de todo) las bases (entrenadores de categorias inferiores) son gente nueva, con ideas nuevas y muy alejadas de la herencia franquista que tenemos en el resto de instituciones. En el deporte no nos comíamos un rosco hasta que en el deporte base empezaron a entrar entrenadores buenísimos, con un espíritu de aprendizaje espectacular (siempre innovan), con unas dotes de enseñanza brutales y sobre todo con unos valores totalmente opuestos a los que hoy estan tan y tan arraigados y tanto daño nos ha hecho. Y para muestra de esto el caso más mediatico y que es más fàcil de entender es el èxito del Barça de fútbol, donde los medios de comunicación siempre lo achacan al trabajo de Guardiola (siempre el individuo, jamás un trabajo colectivo) mientras que lo que realmente ha pasado (y se está cada vez más demostrando dia a dia) que el secreto del Barça es la Masía, sin lugar a dudas, un lugar donde se forman los jóvenes, y ya nos gustaria que el resto de instituciones siguiesen su modelo.

  3. yo no puedo mas!!!!!!!!!!!!

  4. Será que el dinero lo pudre todo.

    Será que cooperando se obtienen resultados, para todos.

    Será que en el fondo sabemos hacer las cosas bien.

    Será que lo importante en esta vida es participar. En vez de tener que obligatoriamente ganar para disfrutar de un futuro, y si no, eres excluido socialmente.

    Será que en la sociedad en que vivimos como solo sobrevive el ganador pasamos unos por encima de otros.

    Será que no queremos ver lo evidente.

  5. Buenas,

    La explicación es muy clara y cualquier persona que lleve años en el mundo del deporte la sabe.

    El deporte es infinitamente más limpio que la sociedad y no llegas a ser deportista de élite por contactos, ni porqué tu familia tiene dinero, ni por formar parte de ese lobby corrupto que manda en casi todas las esferas de la sociedad. No, se llega a deportista de élite por tus méritos propios, es un ámbito en el que todavía puedes promocionar sin amiguismo, por tus méritos, y por eso es gratificante poder esforzarte, porqué tu esfuerzo si vale la pena y sabes que no hay trampas, que vales lo que marca el crono o los jueces de la competición.

    Vale la pena esforzarse porqué en el deporte no cuenta el presencialismo sin trabajo, ni el chupar el culo, cuenta tu esfuerzo medible. Si a eso le sumas un reconocimiento a tu trabajo y la admiración que despiertas en la sociedad, pues no me extraña que los jóvenes tomen ese camino. Especialmente en una sociedad corrupta, sin oportunidades y con más del 50% de paro juvenil.

  6. Hace unos anos lei en El Pais que los jovenes espanoles acceden al primer empleo de la siguiente forma: 20% por oposiciones, 30% enviando curriculums y 50 % por algun contacto, lo que popularmente se suele denominar un enchufe. Al comentar estos datos con amigos y familiares nadie parecio sorprenderse, lo que es aun ,mas preocupante. Imaginemos un equipo de futbol que funcione con los mismos criterios de seleccion para sus trabajadores. Las primeras plazas, las de mayor responsabilidad y salario irian probablemente al que tenga mejor enchufe asi que no seria muy dificil imaginar, que el delantero centro de nuestro equipo imaginario destacaria principalmente por sus buenos contanctos. Continuemos repartiendo plazas entre los “enchufados”. Estos pueden considerarse agraciados por tener un trabajo pero sin embargo pocos podran jugar en la posicion que les gusta para la que se han preparado. La mayoria de los enchufes provienen de amigos o familiares que consiguen lo que pueden mas de lo que quieren. Continuemos con los opositores. El mayor requisito para encontrar trabajo es saber de memoria todas las reglas y tacticas del futbol. Dicho sistema de seleccion es sin duda justo pero uno no puede dejarse de preguntar de si es el mejor o de si los elegidos deberian jugar siempre en el equipo por ley, independientemente de su rendimiento. Al final un pequeno porcentaje se elige de acuerdo a la capcidad para jugar en el equipo. A pesar del alto criterio de seleccion, estas plazas no suelen ser las mas importantes (el lateral derecho, por ejemplo) y son las peor pagadas. Toda motivacion queda emborronada por la impresion que los seleccionados por CV juegan mejor que la mayoria del equipo pero reciben las peores condiciones. Ademas cuando el equipo va mal, suelen ser los despedidos en primer lugar a pesar de ser los que menor peso tienen en el resultado. Todo gran pase de gol puede ser desaprovechado por un delantero torpe. De este modo tenemos un equipo en general desmotivado y con muchos de sus jugadores jugando en posiciones diferentes a las que valen o se prepararon. No deberia sorprender que la productividad de este equipo sea peor que en otro donde los jugadores juegen en la posicion que saben jugar, aunque en general sean peores. Yo vivo en Alemania y es aqui donde veo la mayor diferencia con Espana. No es ningun secreto que los trabajadores y jugadores que emigran desde Espana suelen hacer un buen trabajo dada su buena preparacion. Para terminar quiero decir que la ultima generacion de jovenes espanoles es la mejor preparada para jugar al futbol y para el mercado de trabajo. En futbol somos campeones de Europa y del Mundo.

    • Iñaki, ¿Cuánto se invierte en fútbol? ¿Cuánto se invierte en fútbol base mas exactamente? Igual invertimos más en que los chavales sepan pegarle patadas a un balón que en bachilleratos de excelencia. ¿Cuanto cobraba un ingeniero hace 5 años 1000 € de media? mientras cualquier modelo de la Valencia Fashion Week cobraba 2000 x desfile o cualquier jugador mediocre de 2ºB cobraba 1500 al mes? Potenciamos el fútbol, los deportes y la farandula, pues bien ahora tenemos fútbol y faranduleros. Dejamos de lado el I+D puesto que nadie tenia como mérito ser científico, pasar horas y horas delante de una pantalla mientras otros estando de fiesta cobraban mas y tenian mas reputación social.
      Ahí lo tienes. Regogemos lo sembrado.

  7. Es un poco tarde, pero que juego es este que se trae un gobierno podrido en unos juegos derpotivos??? No lo entiendo.

  8. Rajoy, y los demás de su cupula, cualqier de ellos que cobrarón los sobres aunque lo declararán, en su prosedencia del dinero, llanamente es blaquearlo y es delito que no hay otra excusa para tapar la astucia de siempre que emplea PP.

  9. ummm creo que no es un buen momento para traer al deporte a colacion en el mejor de los casos no creo que sea una preocupaqcion que ene este momento tenga nada que ver en la sociedad.
    Bueno es mi opinion
    saludos

  10. En el deporte, los profesionales de este sector lo viven y lo sienten, porque su principal objetivo es ser los primeros y hacer felices a millones de aficionados. En cambio, en la política los gobernantes solo buscan su beneficio personal, sin importarles el beneficio colectivo.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.