Desplumados

17 de enero de 2013  | por Iñaki Gabilondo |  , , , , , , , ,  |  6 Comentarios
Compartir en Menéame

 

Iñaki reflexiona sobre la caricaturización de lo público y la divinización de lo privado, la aceptación de una creciente masa de precarios, las campañas de desprestigio contra el sindicalismo, las protestas juveniles ridiculizadas, el retroceso del laicismo,… Y concluye que mientras miramos al cielo, los carteristas nos despluman

Más información

 

 



6 Comentarios


  1. Efectivamente, se está tergiversando lo que es en esencia el estado de bienestar, se está mostrando como una utopía progresista que no tiene cabida en la sociedad, cuando es ese estado de bienestar el que orienta la evolución de un estado hacia unas metas inteligibles que reparten los fondos y las infraestructuras.
    Los carteristas están aprovechando la crisis como ese espectáculo que mencionas en las alturas, todos estamos pendientes del intrincado socio-económico que comporta y las reformas, recortes y posturas conservadoras se muestran como la panacea de un ideal que viene para quedarse.
    La religión, tan ligada al conservadurismo quiere suplantar todo cuanto de humanismo tiene el progresismo y con sus consignas y moralinas establecer un reinado de dios sobre la sociedad, un reinado que no tiene en cuenta la capacidad de introspección del ser humano y de su evolución filosófica y evolutiva.
    Ya no la cartera, sino las alforjas se están llevando y nos están dejando con el raquítico convencimiento de que todo debe ser así, y los cornetas de turno en sus tribunas mediáticas ayudan como nadie a que todo esto ocurra.
    “Malos tiempos para la lírica” decía una canción de la movida, malos tiempos para el ciudadano que no solo sabe sino que siente sobre su piel el frío tacto de la vanagloria de los poderosos.
    Hay tanto que rehacer, hay tanto por lo que no callar, hay tanto por lo que seguir en la encrucijada creativa que ya no se debe sentir miedo, sino la callada sonrisa del que espera su turno.

    • Esos a los que están robanco la cartera, somos nosotros. No debemos permanecer quietos, tenemos que reaccionar, aunque se trate de minimizar cualquier respuesta, reflexionar y seguir.
      Para seguir, en las condiciones acutales, hay que tener un “espíritu de combate”, y para tenerlo es preciso tener la carga moral que tenemos y el firme convencimiento de que podremos.
      Para todo esto, son muy interesantes reflexiones como las de Iñaqui, o las tuyas, siempre bien ponderadas. Nos iremos cargando con armas de futuro y seguro que reaccionaremos bien.
      Muchos han sido engañados, pero irán viendo.
      ¿No nos echamos a la calle contra la guerra?
      Reaccionaremos.

  2. Buenos dias,
    y la federación de municipios y provincias , y los manos limpias callados, pasando por el defensor del pueblo, etc. Pero hay una revolución silenciosa frente a una corrupción ruidosa que también está siendo desplumada. Pero no se quien pondrá el grito en el cielo, la verdad.

  3. AMERICANIZACIÓN… a eso se le llama americanización de Europa.

    Que es lo mismo que la precarización de todos los ámbitos de la vida, o lo que también es lo mismo… “solo lo tienes si puedes pagarlo”.

    Es una ataque al estado del bienestar. Pero no es que a los agentes económicos se les haya cruzado nuestro estado del bienestar porque sí, es porque este estado es siempre deficitario y supone incrementar impuestos a los que más tienen. Y ello supone el recorte de sus beneficios. No es más que eso, ellos quieren mantener el status quo y mejorarlo (en su favor).

    Y si no echemos un vistzo a EEUU y su espejismo de sueño americano. Allí no hay seguridad social, ni subsidios de desempleo, ni sistemas de pensiones público, y un sin fin de etc. Todo es privado, si lo puedes pagar lo tienes y si no… ¡estás fuera! Se escudan en el tópico de “cualquiera puede granjearse su futuro y hacerse rico en América”, cuando no es verdad pues en un mundo de competitividad solo gana el más fuerte, es decir, solo ganan 1 o 2… a lo sumo 5 personas por sector, el resto al hoyo. Y las grandes cadenas y multinacionales ya establecidas son las que dominan todos los sectores ya… y además en EEUU están subvencionadas la mayoría (¡incluso las del petróleo!). Con lo que el sueño americano no es más que la zanahoria atada a un palo que mueve al burro (que somos nosotros), pues es inalcanzable.

    Pronto nos daremos cuenta que, hasta en EEUU lo hará, que con la competitividad no se llega a ningún lado.

  4. Cierto –nos despluman, pero les da igual que les estemos mirando a los ojos, la desverguenza es tal, que ya no se sienten intimidados ni demuestran ningun tipo de pudor, solo el becerro de oro es el respetado en su desdichada vida; si dije desdichada y con toda la intencion porque no reparan en dejar lleno de cadaveres el camino y siguen haciendo brillar el bellocino ¿es una desdicha eso? pues, a mi criterio es mas que eso; es algo que no comprenden, son tan inhumanos, que al final son unos jodidos inveciles ignorantes que retuercen la vida de los demas sin darse cuenta que tambien la suya esta siendo retorcida
    lo dicho, unos ricos llenos de pobreza y tambien unos que son pobres a los que solo les hace felices ser unos jodidos lameculos
    un saludo a todos

  5. Como siempre tienes una vista prodigiada de lo que está pasando, y como no, te doy toda la razon. Hoy al oir todo lo que hay con Barcenas y Conzales (el de Madrid) lprimero que he pensado, es en las pobres manos de Rajaoy. Las tiene que tener totalmente quemadas!!! Tanto poner sus manos al fuego por todos sus chorizos!!! Ahora, naturalmente no se le oye, es normal, estará en servicios de urgencias, si queda alguna abierta. En el PP , le llaman ahora ” este Señor” es que ya ni siquieras lo conocen, hay que tener mucha cara, lo de este partido, como han engañado a tanta gente,ahora no hay tanta pan para tanto chorizo, que pena de pais.A ver si en las noticias de la noche nos cuentan algo , o sale Rajoy con las manos vendadas. Un saludo

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.