El precariado

23 de marzo de 2012  | por Iñaki Gabilondo |  , , , ,  |  23 Comentarios
Tuenti
Compartir en Menéame

Iñaki habla de la clase de los precarios como una nueva clase de la sociedad, un grupo de personas que trabaja de lo que puede y que vive a salto de mata, algo que tiene pinta de durar y de formar una masa social formada tanto por jóvenes como mayores que ya no ven un futuro.

NOTICIAS RELACIONADAS:

-Víctimas de la insatisfacción laboral

-Los españoles que buscan suerte en Alemania se multiplican

-El Congreso aprueba el decreto con las últimas medidas de empleo para jóvenes



23 Comentarios


  1. Iñaki, buenos días, me gustaría tener una charla contigo sobre el estado de la sociedad y los chorizos que tenmos alrededor como son todos los politicos.
    Tendrían que ir a votar ellos solos, para asi tener la alternancia entre ellos y poder colocar a los suyos tal y como estan haciendo es una verguenza

  2. No pensamos resignarnos. Hay que recomenzar, con el convencimiento de que esos derechos nos pueden ser arrebatados en un instante. No nos podemos dormir nunca más. Parte el corazón ver la inseguridad y el temor apoderarse de la gente y cuesta comprender la crueldad del sistema, es decir, la crueldad de unas personas hacia el resto de personas. Como si esas personas no dependieran de todos los demás absolutamente.

  3. Así es, Iñaki, cuánta razón tienes, y ¿qué podemos hacer?

  4. Efectivamente, el populismo necesita del precariado para demostrar que puede hacer frente a una situación global que impone el precariado como forma sustancial del sostenimiento de la economía. Yo soy testigo de que lo único que se puede encontrar después de una intensa búsqueda es algo a tiempo parcial con unas condiciones leoninas. El sistema quiere verse reflejado en las condiciones que las potencias emergentes adoptan para sus ciudadanos, véase caso de India, China, Brasil etc..
    Y como bien dices llega para quedarse, por lo tanto existirá un drama para una gran mayoría de ciudadanos de este país, porque los sueldos son insuficientes y las características de los trabajos deplorables.
    Una vez más reivindico a la política (que debe ser progresista) para que encuentre los medios y las herramientas que recuperen algo que parece tan perdido, porque los ciudadanos por sí solos un pueden hacer otra cosa que tragar.

  5. Muy bien Iñaki. Por lo que se ve esta es la nueva economía. Los ciudadanos pendientes de un hilo como marionetas de un teatro de títeres. Quieren que pasemos de la casa en propiedad, a la que el capital dedicó todos sus esfuerzos hasta dejarnos sin sangre, al estilo caracol, con la casa a cuestas arrastrándonos tras un puesto de trabajo así esté en la Patagonia. Y los empresarios se ríen, el ministro de Hacienda se ríe y mientras tanto los ciudadanos sufren la situación. ¿Ellos solos van a levantar el país? ¿Ellos solos van a mantener el estado de bienestar? Solo hace falta mirar alrededor y ver lo que pasa, Camerón reduce los impuestos a los que pueden pagar, aquí cambiamos las cúpulas de hacienda que persiguen los fraudes económicos. ¿Por qué el Estado no cobra todo lo que deben y de una vez crea unos impuestos justos y equilibrados en los que paguen más los que más tienen? Seguramente no harían falta recortes ni contratos basura.

  6. Que video tan triste. Pero que verdad tan palmaria.

    EEUU no fue la única que ganó la guerra fría, el capitalismo fue el mayor de los vencedores. Se impuso al fracaso estrepitoso del comunismo, y desde entonces lleva años tras años imponiendo su doctrina neoliberal y consumista. Al principio abriendo el grifo de las reinvindicaciones sociales para poder así enterrar completamente y para siempre al comunismo en cementerios radioactivos. Y ya por fin en el olvido este comunismo, inoculando sus ideas de consumo y de unipensamiento (el capitalismo es la única vía terrenal… la alternativa la devastadora incertidumbre), cerrándo el grifo de las reivindicaciones sociales décadas después de la muerte de la rata (los principios del comunismo.. ya no el modelo práctico). Una vez asumidos por la población los postulados liberales y de empresa privada es el momento de comenzar con las restricciones en derechos. Una vez la población no entiende de alternativas, es el momento de hacernos comprender que si no hay más remedio que volver al feudalismo más salvaje… no hay más alternativa y hay que aceptarlo. Todo aquel que se salga de la senda del capitalismo y la empresa privada es un lunático y es…. [no hace falta que acabe la frase, porque el capitalismo, neoliberalismo, o como lo quieras llamar ya te lo hace pensar y lo tienes en la cabeza ¿o no?; tú yo sabemos qué es lo que piensas... porque yo también genero esos mismos pensamientos o razonamientos o mecanismos mentales....].

    Eso sin tener en cuenta que cuando tengamos edad para ser pensionista el caos que será tantos abuelos sin pensión y en la pobreza. Es que no se piensa en el futuro (por mucho que nos digan lo contrario).

  7. Bueno, se puede ir más allá…. Esto ha sido creado por el sistema capitalista. Es lo que sustituye al “pleno empleo”, (utilizo esta expresión -aunque nunca me la he creído-, para situar la cosa…). El sistema ha encontrado la vía para devolver a las clases bajas, a las masas trabajadoras, al lugar del que, según dicho sistema, nunca debieron de salir. Todas las conquistas, todos los logros, se van yendo abajo sin que pueda, al parecer, evitarse. Ya hemos visto recientemente la famosa lista “Forbes”. En el top de dicha lista había catorce españoles, ahora hay dieciséis. Curiosamente cuando mayor es el azote de la crisis, y cuando se han alcanzado tasas de paro y de sub-empleo realmente sonrojantes (y peligrosas, que no se olvide…). Si a la falta de expectativas y de una estabilidad mínima que permita siquiera plantearse el pensar en la construcción de un futuro, unimos la escasez de remuneración, tendremos uno de los cócteles con peor efecto, a medio-largo plazo, que imaginarse pueda uno. Hoy los precarios son vistos por la clase “empresarial” como los trabajadores del futuro, (realmente, del presente, para que nos vamos a engañar….). Pero a su vez, las precarias condiciones, amenazan al propio sistema, a la propia clase “empresarial”, que verá sus beneficios mermados, y no solamente por los, vergonzosa y ridículamente remunerados, precarios, sino también por sus familias, que tendrán que guardar para seguir, caso de que puedan, siendo la lona que recoja la inevitable caída -aunque sea temporal- del precario. No pinta bien el futuro, para nada. Quizás a pesar de mis años, me sea dado el contemplar un cambio en nuestro sistema de vida. Los procesos históricos y sociales cada vez duran menos, y se suceden más rápido. Y lo cierto es que con alrededor de siete mil millones de seres, el planeta no está dispuesto a dar mucho más. De la forma que sea, ha de acabarse aquéllo de que el diez por ciento de la población sea dueño del noventa por ciento del planeta. Y digo bien -y convencido-, de la forma que sea. Nuestra civilización no ha demostrado nada. Aún se muere un niño cada cinco segundos, mientras los “mercados” juegan a su antojo con las economías, ya bastante destrozadas, de más de un país.

  8. Es decir, un tipo de población análogo al de USA, algo que ya podíamos esperar dado que el capitalismo más salvaje es a día de hoy la especie dominante y sin competencia (ya que China es de hecho la capitalista más salvaje de todas).

  9. La precariedad parece que es lo que debemos asumir si queremos trabajo, tal y como pasó y pasa en Alemania. Redujeron su paro milagrosamente a costa del aumento de la precariedad

  10. Iñaki , espanya precariato / cuanta razón llevas / cuesta hacer la digestión / para ello ni con una caja de Gelodrox / nos encanta escucharte y al mismo tiémpo : horror

    Gracias Iñaqui … …

    PD / esta mañana a las 8h 20 minutos / Programa Francino / el ojo izquierdo dijo verdades como templo / con el periodismo actual no estamos acostumbradas … …

  11. HOLA:andaluces,asturianos ya veis lo que quieren hacer reaccionar antes de que sea tarde acordaros de la cancion de VICTOR MANUEL:Millones de puños gritan su colera por los aires…millones de corazones golpean contra sus carceles….

  12. el precariado
    el becario
    el sumergido,el no contratado
    estos son las tres clases de
    nuevos esclavos ninguneados
    por los jefes, y por las
    estadisticas

  13. Hace 10 estuve viviendo un par de años en USA, y ví lo que estoy viendo llegar aquí ahora. Una sociedad dividida en una clase muy pudiente, y otra que tenía lo justo para pagar las facturas. La primera una clase educada y formadísima, con trabajos más o menos de alto standing, la otra, sin educación ni recursos, pluriempleada de por vida, sin poder pagarse una jubilación.

    Cuando alquilamos una casa acababan de echar al inquilino anterior por impago. Lo ví llevarse sus cuatro cosas. Tenía más de 70 años, la espalda hecha polvo, y le acaban de despedir de su trabajo de descargador de camiones, porque con la espalda… Aún así todavía recuerdo el optimismo de ese hombre, que me decía que había encontrado otro trabajo en la cocina de un MacDonalds. Supongo que allí se murió, dándole vueltas a una Hmaburguesa.

    Recuerdo que pensé que esto en Europa es impensable, y espero que siga siendo impensable. Pero sed conscientes de que hay un subcontinente entero, USA, en el que llevan viviendo así mucho tiempo, y el ser humano se acomoda a todo tipo de precariedad imaginable.

  14. El partido comunista impidió, durante muchos, que los ciudadanos de la Alemania del este supieran lo que pasaba en occidente levantando un muro de hormigón y mentalizando a sus habitantes hasta conseguir un ciudadano domesticado, obediente y sin criterio. Hoy día, el pp ha conseguido, salvando las distancias lógicas, levantar otro muro informativo y formativo a su antojo para que su pensamiento cale en aquellos ciudadanos que, aún siendo buena gente tiene poca formación y mucha dependencia ideológica de los gurus de bar. El pp valora que el voto de ese ciudadano tiene el mismo valor que el un ciudadano con criterio y lanza mensajes directos y populstas que exacerban la bilis. El pp nunca ha emitido un mensaje pensado en aquellos que puedan descubrirles sus maniobras y actuarán en base a la rentabilidad de su negocio. Los empresarios que soportan y apoyan a ese partido no entienden otra forma de cuadrar sus cuentas de resultados y para ello necesitan un gobierno como el pp a su servicio, lo lamentable es que la sociedad no se haya dado cuenta todavía de que va a ser mas lo que pierdan que lo que ganen y cuando se enteren ya será tarde y las consecuencias no serán muy agradables.

  15. Pues esto solo lo pueden arreglar los propios “precarios”, porque esperar que los que están mas arriba, con empleos seguros y/o bien remunerados, negocios fructíferos, fortunas indescriptibles, familias adineradas, propiedades inmensas, etc. etc. etc., lo arreglen, es de una visoñez y de una estupidez manifiesta.Nunca lo van a hacer.
    Así, considerando que el sistema neoliberal-capitalista produce un número crecientemente galopante de precarios y que, además, ni el propio sistema esta dispuesto a reducirlos, mas bien al contrario, nos encontramos en un punto donde habrá que dar el cante a todos esos poderosos, dura y rotundamente. Una vez mas la historia se repetirá.
    Lo malo es que la vía de los votos se torna cada vez mas inútil porque los políticos están muy lejos de ser precarios. Así que………….

  16. No hemos podido cambiar el sistema de trabajo chino y hemos tenido que cambiar el sistema europeo. Ahora los precarios somos nosotros, los que se enriquecen con nuestra pobreza son ellos. Solo los políticos y los grandes corruptos, como en China, viven mejor y con visos de agrandar la diferencia con el resto. Pienso en la sr cospedal, la sr saenz de santa maría, vinculando a los pesebres a sus maridos. Pesebres con mucha hierba, por cierto. No parece muy justo, más aun cuando el juez que pretendía apoyar al Pueblo lo eliminan con gran regocijo de los delincuentes. Los jóvenes pierden su juventud buscando donde seguir su vida de la forma menos indecente posible. Espagnistan. Esto es espagnistan

  17. Sr. Gabilondo cómo me gustaría que vuelva a la TV, a la TV no de pago.

  18. Os voy a relatar una historia de horror que me contó ayer una persona que conozco desde hace años, para lo cual y al objeto de poneros en antecedentes, voy a describir primeramente las circunstancias personales y familiares de este individuo:

    L.S. es de origen chileno, nacionalizado español, siendo su trabajo principal el de guarda de seguridad en una empresa cuyo nombre comienza por P, en la que lleva prestando sus servicios desde hace 6 años. Su horario de trabajo es de aproximadamente 9 de la noche a 9 de la mañana, con un día libre a la semana, cuestión que ya de entrada y a todas luces suena a totalmente ilegal. Bien, este hombre tiene mujer e hijo y este último cuenta con problemas de salud bastante importantes, lo que hace que su esposa no pueda salir a trabajar ya que tiene que hacerse cargo del muchacho. La familia se encuentra pagando una hipoteca, en la que desgraciadamente se metieron durante la famosa burbuja inmobiliaria de Aznar, con todos los engaños que el tema entraña. Para complementar su salario, L.S. sale a las 9 de la mañana de su trabajo como guarda de seguridad y se va a trabajar como encargado de mantenimiento de un edificio que alquila apartamentos en una calle cercana al estadio Santiago Bernabeu de Madrid. En este lugar termina aproximadamente a la 2 de la tarde y de ahí se va a su casa a comer y descansar, hasta que tiene que levantarse para comenzar a las 9 de la noche en su labor de guarda de seguridad en la empresa P. Todo esto le permite a la familia pagar su hipoteca y mantenerse en pie, hasta que Dios le quite al marido la buena salud de que goza actualmente. ¡Vaya vida!.

    Dicho esto, paso a contaros en qué afecta a esta familia la nueva reforma laboral del Sr. Rajoy y sus muchachos: La empresa P. le dice al señor en cuestión y a varios de sus compañeros que los va a trasladar nada más y nada menos que a Teruel, lo cual se parece bastante a aquello de dijo hace pocos días un Ministro del PP, de que si hacía falta irse a Laponia a trabajar, habría que hacerlo por bien de la empresa. Sigo: Mi conocido, el Sr. L.S., le indica a la empresa (que conoce perfectamente cual es su situación personal y familiar) que es imposible que se pueda incorporar a este traslado en Teruel, a lo que la empresa le responde lo siguiente: “Pues te damos un alternativa: Te das de baja “voluntariamente” de la empresa P, para comenzar a trabajar en otra que hemos creado, en la que vas a desarrollar exactamente la misma labor y si no aceptas esta propuesta te indemnizamos con 20 días por año trabajado y te vas”. Esto equivaldría a percibir una indemnización de aproximadamente 120 días de salario, más la prestación del paro que pudiera corresponderle, según el tiempo cotizado. A todo esto, L.S. piensa que con los 55 años que tiene no va a poder encontrar otro trabajo en unos meses, viéndose obligado a aceptar las leoninas condiciones impuestas por la empresa, en uso de lo establecido en la nueva reforma laboral del PP. Finalmente cabe señalar que en esta nueva situación laboral, L.S. durante su primer año de estancia en la nueva empresa y según lo establecido en la mencionada reforma laboral, no tiene derecho a indemnización de ningún tipo si lo despiden. Y ahora escuchad bien: A este señor le han reducido el sueldo y eliminado todos los pluses que anteriormente tenía de forma unilateral (nocturnidad, fines de semana, etc.), lo que además de ser ilegal equivale a ganar unos 500 Euros menos al mes. Pero, ¿quién se atreve a reclamar sus derechos ante los Tribunales de Justicia, cuando los empresarios tienen ahora toda la sartén por el mango? L.S. me dice ayer llorando: “No sé lo que va a ser a partir de ahora de nuestra vida, José Luis”.

    ¿Esto no es terrorismo sin pistolas? Luego, no nos quejemos de que existan personas que se tomen la justicia por su mano.

    ¿Qué empleo va a generar esta nueva reforma laboral?

  19. PRECARIOS DEL MUNDO, ¡UNÍOS!

    Lo que Iñaki Gabilondo señala en su videoblog bajo el título de “Precariato” es algo sobre lo que muchos desde hace años venimos hablando, y de lo que algunos desde hace muchos, muchos años, venimos alertando como inevitable consecuencia de la implantación de un neoliberalismo cada vez más agresivo y del que han sido responsables gobiernos tanto del PSOE como del PP, aunque haya sido a éste último al que le ha tocado ejecutar el desmoronamiento total del Estado y la precarización absoluta y masiva de la sociedad, arrebatándole el pan, el trabajo, la educación, la sanidad y la esperanza.

    Es una pena que Iñaki no hubiera aprovechado esa sagacidad que hoy parece demostrar cuando aún estábamos a tiempo de frenar la adhesión formal de España al neoliberalismo y cuando él tenía a su disposición algo más que un videoblog en internet. Sea como sea, hay un par de cosas en las que se equivoca Iñaki. La primera cuando habla de los precarios como una nueva clase social. Y es que el precariado no es más que el “proletariado”, es decir, aquellos que ofrecen su trabajo a cambio de un salario por no poseer los medios de producción. Y esos millones de personas desempleadas y desesperadas no son más que el “ejército de reserva” que definiera Marx como inherentes a las sociedades cuyo modo de producción es el capitalista, donde parte de la población resulta excedentaria como fuerza de trabajo respecto a las necesidades de la acumulación del capital. Un ejército de reserva, un ejército de desempleados permanente, necesario para el buen funcionamiento del sistema de producción capitalista y la necesaria acumulación de capital.

    ¿Acaso los trabajadores y desempleados del siglo XIX o principios del siglo XX no vivían en una situación de extrema precariedad? ¿acaso sabían si iban a tener algo que llevarse a la boca al final del día? ¿acaso sabían si mañana tendrían trabajo?

    Por tanto, si las clases son las mismas, y guste más o menos a quienes aún quieren ver el marxismo como algo obsoleto – no lo debe ser tanto si hasta el Papa sigue hablando contra él – el análisis terminará siendo muy similar, así como las respuestas ante lo que está pasando; ante el empobrecimiento masivo de la sociedad paralelo al levantamiento de un sistema represivo a todos los niveles, nacional e internacional.

    Y en otra cosa se equivoca Gabilondo, y es cuando cree que los derechos que hoy se pierden no se recuperarán nunca. Sí se recuperaran, pero será cuando el proletariado, o el precariado – me da lo mismo – se atreva de nuevo a asaltar los cielos. Hasta entonces, y por si así lo prefieren algunos, ya pueden ir gritando: “Precarios del mundo, ¡Uníos!

  20. Buenas noches Iñaki. Cuanta razon tienes

  21. Un futuro donde todo el mundo pudiera trabajar gratis y tuviera un sueldo para vivir bien, comodamente. A mi me parece que si que se podia articular esto legalmente y sobraria dinero. Bien la estructura familiar aunque pensemos que la madre que tiene que trabajar para los hijos de su nueva pareja o el padre que tenga que trabajar par los hijos de nueva pareja; me refiero que ya hoy en España las personas tiene que trabajar para otras que no son directamente de la familia.

  22. quiero dar mi enhorabuena a la izquierda andaluza u asturiana y felicitar a los votantes de izquierda que salen a la calle despues que sus derechos han sido pisoteados con la reforma laboral.
    Ahora os toca a PSOE e IU poneros de acuerdo…Espero que no os dure el fantasma:ANGUITA/GONZALEZ…y os pido acabad con la corrupción sin que tengais que recurrir a una “Ley de transparencia” que se va a hacer para luchar contra los políticos…”MADRE MÍA” A DONDE HEMOS LLEGADO (Valencia,Baleares..)…Pero y ¿cuando ganamos en Castilla León? Estos llevan tambien muchos años y nadie dice nada…¿No están los Castellanos-Leoneses cansados de votar siempre a los mismos?..De estos no se acuerda nadie “pobrecitos”

  23. Luis Alfredo Ortega

    Cuando yo leí la noticia según la que Emilio Botín como mandamás de la banca española le dijo a ZP “¡Quédate, cumple tu mandato y vuelve a presentarte!” no podía comprender ese mensaje, algo totalmente contradictorio con un gobierno que debía defender a los asalariados y mejorar su situación laboral y familiar. Pero esa era la “propaganda”; la realidad me la encontré al volver a España y fui descubriendo horrores de los que nadie habla fuera: el populismo de ir derrochando el dinero público para comprar votantes, ayudar a sus amigos de la televisiones “a su medida” (Roures, Vasile) asfixiando a la televisión pública y regalándole canales a los multimillonarios, quitarles las pagas extras a los asalariados y y asfixiarlos con impuestos criminales, vender las reservas de oro a precio de saldo, en dos palabras: hipotecar a España para que se hundiera y de camino engullera al gobierno siguiente, de forma que todos los incultos pensaran que no fue obra de ZP, fue una maldad de Marianico. Ahora entiendo a Botín y a todos los empresarios de la jungla económica española: “gracias ZP porque tenemos mano de obra esclava a precios ridículos. Esperemos que Marianico no sea capaz de arreglar esto, ya nos encargaremos con la ayuda de los sindicatos y de cierta prensa y radio de dañar esa imagen y procurar que ese paraíso que tú creaste no se acabe nunca. Amen”

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.