Reforma constitucional: el paro no podrá superar el 10%

29 de septiembre de 2011  | por dmontoya |  , , , ,  |  23 Comentarios
Tuenti
Compartir en Menéame

A consecuencia de la crisis económica se han hecho muchas reformas pero no se ha hecho nada en relación con el empleo que sería, a juicio de premio Nobel de Economía Paul Krugman, lo que habría que haber hecho, no sólo por razones sociales, sino porque sería la única manera de forzar el crecimiento.

Más información:



23 Comentarios


  1. Yo me doy cuenta cuando escucho, veo, entiendo, comprendo..del origen de la derivacion escucachada, vista…En este caso el origen es:falta expresion adecuada de lo que somos como personas humanas.expresion no ya soberanamente libre sinoexpresion de la sobrerania delibertad que somos cada cualen primera y ultima instancia.Se debe hacer algo por provocar esta expresion genuina que lograria la buena marcha local y mundial. La pegaesta que solo se puede provocar no imponer ni mucho menos obligar.parecera que esto es ficcion algo asi como si en la feria de titeres le dices a una familia lleve ud este osito que le ha tocado en la tombolade antes y la felicidad inundara su casa.Pues parecera loque sea aunque efectivamente es asi:Ons expresamos como lo que somos o de lo que no somosnos sobrara y calro enseguida aparece la esquizofrenia porque de lo que somos no cede ni un ápice y esta bien no podemos dejar de ser personas humans ni a la de tres ni a la de cinco..

  2. A nosotros no nos perece ninguna tonteria, es más nos parece indecente que ni siquiera en la exposición de motivos de la reforma coonstitucional se haga la más mínima referencia al desempleo, a la necesidad de adoptar medidas para que el mismo se mantenga dentro de ciertos parámetros cuando el ciclo es bajo, es decir cuando vienen mal dadas. Por otra parte la consolidación fiscal esta muy bien y como dice el preámbulo de la citada reforma de la Constitución persigue “la prosperidad presente y futura de los ciudadanos” (de todos?), pero eso no significa un compromiso con la reducción del paro. Hubiera sido más edificante y comprometedor, justificar la reforma en la necesidad de adoptar medidas para la creación de empleo y el mantenimiento de cuotas de desempleo más bajas en tiempos de crisis, pero no, lo que manda son los especuladores (mercados) y su boracidad insaciable, ellos son los que determinan como y cuanto ganan y se la suda si es a costa de más desempleo o no. Muy acertado Iñaki.

  3. ¿Pero es que nadie (con capacidad de decisión) escucha a este hombre? ¡Bravo!
    Aun habrá gente que piense que los movimientos de indignados no tienen motivos ni razones

  4. La crisis económica es uno de los efectos de la verdadera crisis; la falta de valores humanos, morales y éticos de la sociedad actual. Los políticos y la oligarquia financiera son un reflejo de la sociedad y sus valores. La salida a la crisis necesita cambiar la forma de entender esta sociedad creada con la caida del comunismo…

    • El comunismo, nunca se ha instalado en ningun país del mundo. En la antigua unión sovietica lo único que se impuso fué un capitalismo de Estado, es decir, el Estado como tal, se apropió de todos los medios de producción. No existía la propiedad privada como en el caso del capitalismo. Era el Estado, quien daba la vivienda /unos pocos metros cuadrados para toda una familia/, el trabajo, la sanidad, la educación. El Estado, tenía el poder de ejecutar las órdenes del Partido Comunista, que era una misma cosa. El planificava la economía, qué se había que producir, y mandaba a siberia a los que se revelaban.
      Los que dieron su vida por la Revolución, se vieron traicionados y apartados del poder. Ésto no es comunismo señores, esto es la dictadura del Partido contra todo su pueblo, que, con sus ganas de cambiar a los malditos zares, lucharon y entregaron todo lo que tenían para cambiar aquella situación de hambruna i miseria. No lo consiguieron.

  5. En esta crisis no contamos las personas, se nos está abrumando con tanta información sobre mercados, ibex, etc., que nos supera. Se nos está vendiendo humo. Y al propio tiempo las clases medias trabajadoras que somos las que hemos consumido, sin mas remedio tenemos que bajar el consumo. Y ya no solo de los pequeños caprichos que nos podíamos permitir, sino ya de cuestiones básicas. Cuando hace 31 años, aprobé mis oposiciones, si me hubieran dicho que tendría que vivir con un 50%, o un 40%, o como este próximo mes con un 30% de mi sueldo, no me lo hubiera creido. La incertidumbre, también entre los que conservamos nuestros puestos de trabajo, está generando unas bajadas brutales en el consumo de este pais. Todo esto sin contar con la desilusión de nuestros hijos, quizá la generación mejor preparada de la historia, que no vé futuro. Y todavía nos extraña que con 30 años vivan con nosotros. Hasta que la clase política no se baje a la calle, tengan nuestros sueldos y nuestras preocupaciones, sus hijos vean el futuro como los nuestros, y ni digamos ya el sector bancario, los grandes usureros de esteos tiempos. Hasta que no se bajen a nuestro nivel, esto no tiene arreglo.

  6. Todo es una tomadura de pelo. Nos van a volcer locos si queremos entender que está sucediendo. Y sucede que unos pocos amasan mucho dinero y que unos muchos se empobrecen para que esos pocos acumulen. Esta secuencia es mala para todos pero, no se romperá hasta que el dueño de la balsa de dinero la tenga llena y empiece a desalojar para que no reviente.
    El capitalismo tiene contradiciones y una es que si no hay trabajo no hay consumo (elemento consustancial con el sistema) si no hay consumo ¿para qué producir?. Pero creo que las cosas van por otras especulaciones.

  7. A mi me da la impresión de que los países del norte de Europa están capeando la crisis y por tanto no tienen la necesidad de llevar a cabo políticas keynesianas y por tanto priorizan la austeridad y eso es lo que nos está matando a los del sur, otro gallo cantaría si a los de norte tuvieran los problemas de paro, crecimiento y deuda que tenemos los de sur.

  8. +1 Iñaki: como (casi) siempre, tienes más razón que un santo.
    Un saludo y gracias por tus certeros análisis.

  9. No pueden ser tan necios, me niego a creerlo.
    Despues de escucharle a Vd, ya no tengo la menor duda. ES UNA TOMADURA DE PELO.
    Pero es horrible, porque si son conscientes, que lo son, de las consecuencias tan nefastas que todo esto está dejando en las vidas de tantas personas, es que se merecen el calificatico de……… Bueno prefiero no ponerme a su nivel.
    Que conste que no estoy pensando solo en los políticos que ahora mismo nos gobiernan y solo en los de nuestro pais, los meto a todos en el mismo saco.
    Que tristeza!
    Gracias Iñaqui.

  10. Son necesarias más reformas para poner freno a una clase política incapaz e irresponsable.

    Sobre todo reformas que aumenten el nivel de exigencia en los resultados de la actuación de la clase politica.

    Es urgente que su retribución tenga una parte variable, dependiente de la situación del país.

    Es un escándalo que cobren lo mismo si hay 1.000.000 deparados, que si hay 3.000.000 de parados.

    http://esto-aquello-mas-alla.blogspot.com/

    • estoy de acuerdo con lo que dices, pero…, haber si Rubalcaba propone un sueldo del estado para cada politico en lugar de 2 o 3 como tienen. si en realidad piensa asi, por que no presentan una proposicion ante la “mesa de Congreso” y no solamente palabreria??

      Bueno nos toman el pelo como quieren. Hscen lo que les da la gana. Solamente les interesa su puesto “politico” para seguir chupando de todos nosotros.

  11. Completamente de acuerdo. Ante todo es el trabajo pues si en una casa no hay ingresos (y un estado es una casa grande) no hay forma de pagar nada ni aun de comer. Por cierto, ¿Cabría la posibilidad de que los programas electorales se convirtieran en contratos para poder denunciar y castigar a los incumplidores? ¿Será posible, alguna vez, que dejen de engañarnos los políticos?.

  12. Se puede decir mas alto, pero mas claro…

  13. Ese camino, que es el más deseable, necesita de un consenso social,y absolutamente de todos. Si el sistema financiero no estuviera involucrado en el proyecto,solo serviría para empeorar las cosas.

  14. Discipulos John Maynard Keynes es el momento de poner en práctica las enseñanzas del maestro!!!

  15. la situación a veces me recuerda cuando heramos niños y el Magic Andreu nos hacía mirar hacia un lado, mientras nos montaba el truco con la otra. Al final aplaudiamos con entusiasmo por la sorpresa final. Por desgracia en este caso no aplaudimos, pero en el fondo nos encontramos igual de aturdidos.

  16. Felicidades Iñaqui….Dicho esto….tODOS TENEMOS AMIGOS QUE SE NIEGAN A REPOSTAR EN GASOLINERAS QUE NO HAY EMPLEADOS…….No ingresan dinero en los cajeros y quieren que le atienda el unico empleado de la sucursal….Se niegan ha haver cola en supermercados con pocas cajeras….ect….¿No podria paliar la crisis,si se obligara a tener tantos empleados como metros tenga Gasolineras y supermercados y Sucursales de bancos…..¿Porque NADIE habla de ello…..es acaso una TONTERIA

    • tienes toda la razon.

      Antes en las gasolineras habia personal que te atendian ahora, tienes que atendederte tu a pagas lo mismo.
      Lo mismo pasa en los supermercados, yo voy a tiendas pequeñas donde tienes a personas que te informan y te atienden.

      En las grandes superficies, me ahogo de ver tantas cosas y juntas y buscar a alguien para informarme.

      He decidido no ir mas salvo que lo que busque no lo encuentre en centros al detalle en tiendas pequeñas
      un saludo.

  17. Recuerdo que el catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona Arcadi Oliveres ya ha explicado y requeteexplicado que el trabajo disponible debe distribuirse entre los brazos disponibles, así como la renta correspondiente.

    Cuando haya crecimiento se trabajará más, cuando haya recesión habrá que trabajar menos todo el mundo, pero no trabajar menos gente.
    Trabajando todos, consumiremos todos, y la economía en general será más estable.

    Las ideas de Keynes, que ideó y puso en marcha el estado del Bienestar en los años 40, esbozadas ya en su obra Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero (1936), están en plena concordancia con esta teoría.

    Lo que pasa es que a algunos no les interesa, que coincide que son los más poderosos.

  18. JoseAntonioVarelaAlejandre

    Históricamente, y habida cuenta del hecho de que el llamado mundo moderno o Primer Mundo, hoy atraviesa – y quién sabe si solo atraviesa o se quedará estancado y durante cuánto tiempo – por la peor crisis económica conocida; peor incluso que la de 1929, con unos pronósticos a día de hoy que indican que dentro de la recesión prevista va haber incluso una contracción económica, se pone más de manifiesto que nunca nuestra levedad, nuestra fragilidad del ser. Así las cosas, lo que ahora mismo es noticia destacable en el alterado gallinero, en dos minutos se vuelve demodé, superada por otra noticia de aparente mayor calado que, en dos minutos, también pasara a formar parte del baúl de los recuerdos. Con todo este guirigay no es de extrañar que se digan y se oigan bobadas en los ambientes políticos, económicos, empresariales y, por contagiosa simpatía, por cada esquina y techo que nos cobija. La cuestión principal, aparentemente no puede ser más fácil de resumir: nuestras vidas, nuestro bienestar y nuestro futuro está en manos de un sistema económico al que nos hemos entregado en cuerpo y alma, de modo y manera que nos hemos vuelto transcendentalmente dependientes de él, hemos dado total libertad , y en algunos casos inclusive vergonzosa impunidad, a toda una caterva de personajes que lo controlan y manejan a su antojo, desentendiéndonos del control de ese sistema en beneficio de una interpretación muy sui-generis de lo que debería ser la libertad de mercado. Pensábamos, creíamos, y por lo tanto decíamos que, hombre, todo el mundo tiene derecho a ganar, a negociar y enriquecerse sin límites, porque la libertad es eso… ¿o no?; pero… ¿en cuántos aspectos y facetas de nuestra vida la libertad tiene un límite? ¿No decíamos también que tu libertad termina donde empieza la mía? Esta crisis es fruto del descontrol, del libertinaje que siempre es consecuencia de la falta de un límite para esa libertad, de la falta de unas normas que impongan un sistema de progreso más igualitario, más equitativo y ajustado a derecho para todos. Y esto, que ya de por si es tremendamente complicado de modificar un ápice, por su infinidad de derivadas entre otras cosas, es tan solo una arista del problema de esta crisis. Otra, también especialmente significativa, es en quien confiamos para que administre y solvente este y otros asuntos mediante aquello que venimos a denominar política; esto es: los políticos. Son humanos, son imperfectos, se mueven por intereses a menudo poco claros cuando no delictivos en alguna ocasión, se equivocan, nos mienten y con mucha profusión lo hacen descaradamente creyéndose incluso que no nos damos cuenta, roban, se enriquecen y corrompen, son abducidos por la palabra poder y son los más firmes defensores del status-quo, aunque en la tele salgan diciendo que son los auténticos y legitimados defensores de la libertad de los pueblos. ¿Qué tal si cobrasen en base al resultado de su trabajo? Una quimera, lo sé; ¿pero no la compartís conmigo? Lo relevante, divagaciones aparte, es que en este suelo patrio de algunos y otros suelos patrios de la periferia, el próximo 20-N todo hace prever que vamos a cambiarle el collar al perro, que no al perro. Porque el próximo individuo con cama en La Moncloa, no nos va a sacar de esta él solito por sus narices o su sapiencia (que calladito se lo habría tenido ¿no?…) Creérselo es infantil, no solo por la complejidad de la crisis y de la situación global, sino porque es un político insípido, sin carisma, soso, a años-luz de ser un estadista que aglutine a la sociedad en un proyecto común, y que nos ha reconocido públicamente que no es capaz de hablar de matemáticas con su descendencia. Acabáramos. ¿ Y como va ser ese líder si esa cama en La Moncloa le ha tocado en una rifa?; por deméritos ajenos más que méritos propios; si va a ser el presidente con el más bajo índice de popularidad de nuestra…¿cómo se llama?; ah, sí: democracia. Si no va a tocar el bolsillo de los ricos mientras nos cierra ambulatorios y los profesores que quedan en las escuelas, como aquel que dice, va a tener que pagar los bolis de los alumnos… y aún tienen, desde su partido, la desfachatez de decirnos que van a crear tres millones y medio de puestos de trabajo. Pero es que la alternativa este insípido y desidioso elemento tampoco relumbra por su clarividencia y juntos, ambos dos, son en cierto grado responsables directos e indirectos de la actual situación en tanto y cuanto que, ambos dos, han sido o son miembros de los desgobiernos que hemos sufrido en poco más de la última década en este país. No se puede esperar milagros porque ellos no están aquí para hacerlos; ellos son como son, barren par sus casas y solo les interesa la nuestra cuando nos tienen que pedir el voto, entonces bajan de sus altares para soslayar lo mal andado y prometernos le felicidad y la vida eterna. Y amen.
    Y por fin llegamos al tercer elemento de todo esto que yo considero especialmente remarcable: nosotros. Y cuando digo nosotros excluyo por razones evidentes a la clase más pudiente y me refiero, obviamente, al vulgo, al populacho, a las clases bajas y medias, a vosotros y a mí. En todo este proceso de crisis evolutiva ¿cuál ha sido nuestra actitud predominante? Viniendo como veníamos de una etapa de crecimiento cuando menos sospechosamente más que poco habitual, apuntados muchos de nosotros al dinero fácil por la lasciva actitud bancaria, propiciada esta por la falta de regulación y control del estado, con viento en popa y a toda vela en un principio nos cogió la crisis como que no nos la podíamos creer. La tormenta perfecta y nosotros paseando en descapotables. Siendo, como somos, tan dados a la superficialidad, no le dimos mucho…crédito. Pero las cifras y los datos nos cayeron en cascada al tiempo que, día sí y día también, veíamos por televisión y en nuestras calles como se formaban colas interminables antes las oficinas de empleo. El paro, y el parón, eran ya un hecho. Buscamos y les pusimos nombre y apellidos a los responsables, que si Lehamn Broters, J.P. Morgan, los altos ejecutivos fulanitos y menganitos, los especuladores, los mercados, las agencias de calificación, la banca… y nos sentamos a ver la tele en espera de acontecimientos, o de que Batman, Superman/Superwoman, Lobezno o Bart Simpson lo arreglase todo y pronto. Excepción hecha del Movimiento 15-M y alguna asociación minoritaria, aquí no ha movido un pelo ni dios. Los sindicatos españoles han sido otro elemento esperpéntico, incapaz de coger el toro por los cuernos y movilizar a los trabajadores, llegando incluso a convocar una no menos kafkiana Huelga General en contra de la voluntad de sus líderes. A todo esto los políticos aparecen en los medios de comunicación jugando a ser niños pendencieros en el recreo del colegio, y mientras tanto los malos augurios para hoy y peores para mañana en lo económico y social, nos llueven cada día como saetas de un mal destructor. Seguimos sin reaccionar como el momento histórico se merece. Sentados, aborregados, gastándonos la pasta en llenar los estadios de futbol y las plazas de toros, para al segundo siguiente quejarnos de lo mal que esta todo, y confiando en que un nuevo badulaque cualquiera se instale en La Moncloa y nuestras vidas vuelvan a ser lo que eran. Sí; y un huevo.

  19. Perdona, Iñaki, pero me parece que esto que dices es una gilipollez. Lo que no podemos es estar todo el día dándole vueltas a cuestiones de demagogia político-económica y no ver lo que tenemos delante de las narices. Las políticas keynesianas no son la panacea de nada, eso está más que demostrado. Y por una sencilla razón, suponen un endeudammiento que luego hay que pagar con intereses. El problema real es que no se puede gastan sin ton ni son, y sin nadie que lo controle. Lo que no está habiendo es un debate real sobre en qué y como se está gastando el dinero público. Nadie es capaz de saber en que se gasta realmente el dinero público porque hemos envuelto toda la cuestión presupuestaria en un halo de misterio para iniciados que lo hace indigerible por el ciudadano medio. Luego nos vienen con la deuda pública, facturas sin pagar, el diferencial con el bono alemán, etc. y todos flipamos. Lo único que se puede hacer para avanzar un poco es que los ciudadanos participen, de forma vinculante, en la elaboración de los presupuestos. Para eso está internet y las firmas digitales. Eso sí, debe de haber un techo de gasto. No puede todo el mundo votar por dar más y más dinero. Hay que gastar lo que se tiene, y el límite de endeudamiento debe de estar muy claro y ser escaso. Las políticas keynesianas de obama y zapatero no duraron ni dos días (año 2009), ya lo que único que hacen es poner a más gente a pastar del mismo pesebre. No puede ser que cada vez haya más gente cobrando del presupuesto, sin que se exija una rentabilidad (social), y se lo dice un funcionario de carrera. Lo de la Administración en España es un escándalo mayúsculo. Amiguimo y enchufismo sigue siendo la carta de naturaleza de las relaciones laborales en España (con la connivencia de unos sindicatos subvencionados que han perdido el norte). En fin, que esto tiene difícil arreglo, pero hacer guiños al 15M, sr. Gabilondo proponiendo medidas como que el paro por ley no pueda superar el 10% es uns soberana tontería, porque esto supondría, si se aplicara, que todos estos excedentes tendrían que cobrar del Estado. Y de dónde no hay, no se puede sacar. Muy bonito, pero altamente improbable. Y peligroso socialmente. Saludos. Fernando.

  20. Triste es saber que lo has hecho mal, pero de necios es creer ó mejor dicho, hacernos creer que tú lo vas a solucionar sabiendo que no es así.Estos son los que nos dirigen o nos van a dirigir. Menudo futuro. La gran dolencia humana: la empatía. Señores gobernantes, actuales o futuribles, escuchen, escuchen,escuchen, escuchar es el verbo de los sabios.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.