Matemáticas navideñas (I)

14 diciembre, 2012  | por Fernando Blasco |  , , , , ,  |  0 Comentarios
Compartir en Menéame

En la entrada anterior indicábamos nuestra intención de contribuir a la educación matemática de la sociedad y, en particular, de los más jóvenes. Hace algunos años el Ministerio de Cultura, en su Plan de Fomento de la Lectura, preparó una campaña publicitaria en la que el lema era “si tú lees, ellos leen”. Lo repito muchas veces en mis conferencias: una frase análoga es necesaria para introducir las matemáticas en la cultura.

Muchas veces se identifica erróneamente la matemática con el cálculo. El cálculo es una parte de la matemática y quizás no es la más importante. Hacer matemáticas requiere abstraer conceptos y aplicarlos en situaciones muy diversas. Prestamos muy poca atención a la geometría, sin ir más lejos, cuando es uno de los campos más útiles y formativos. Un carpintero o un albañil, por ejemplo, necesitan tener claros los conceptos geométricos para que las estanterías o los muros no queden torcidos o para que no haya una concavidad en el pavimento que forme charcos los días de lluvia. Sin nos centramos en profesiones que requieren de estudios universitarios, aumenta el número de ideas matemáticas que se necesitan.

Árbol de Navidad Matemático

Este árbol de Navidad, por ejemplo, está hecho con tubos dispuestos en forma de hélice. Los adornos son poliedros, plegados con técnicas de papiroflexia. No sólo es entretenido preparar la decoración por uno mismo, sino que además es económico (viene muy bien para estos tiempos de crisis), mejora la autoestima cuando ves el trabajo realizado y, además, es didáctico: la papiroflexia se basa en plegados, que aprovechan simetrías y ayudan a nuestro cerebro a desarrollar la intuición geométrica. Además, con la actividad manual también desarrollamos otras zonas del cerebro. Este trabajo ha sido realizado por Elvira García de la Vega y sus estudiantes en el IES Pablo de Olavide de La Luisiana, en Sevilla.

No es un ejemplo aislado: hay muchos profesionales de las matemáticas que, dentro y fuera de las aulas, dan todo por sus alumnos. ¿Por qué no son más visibles? ¿Por qué a veces incluso está mal vista su labor? Es complicado, por cuestiones legales y burocráticas, salirse de la línea que marcan los programas y los libros de texto. Todas estas actividades se tienen que hacer de modo más o menos voluntario, en el tiempo libre de los profesores y los estudiantes. Y ahora, tienen mucho tiempo libre y muchas menos ganas de hacer este tipo de actividades: las directrices del Ministerio y las Comunidades Autónomas les cortan un poco los pies. Y los mandatarios olvidan que cuando se trabaja con jóvenes es muy importante la motivación (rectifico, para los adultos, profesores incluidos, también es necesaria). Además, esto es barato.

Un poliedro estrelladoPero eso que no pueden hacer los profesores en el aula sí que pueden hacerlo las familias en casa. Y empezar con los adornos navideños puede ser entretenido. En esta página se pueden ver los esquemas para hacer algunas figuras sencillas. A los que les guste esta experiencia, pueden continuar con la sección dedicada a la Papiroflexia Matemática en Divulgamat. Y los que todavía no se atrevan con el plegado, siempre pueden recortar y plegar las plantillas que se ofrecen en este enlace.

Esperamos vuestras fotos por correo electrónico en grado361@cadenaser.com o en nuestra página de facebook.


Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada, no hay necesidad de reenviar comentarios.