Hoy vuelve la Champions con esas jornadas de fútbol nocturno, de frío, de lluvia y de radio y TV, con los mejores equipos europeos eliminándose a doble partido hasta llegar el 28 de mayo a la final en Londres.

Esta noche el Valencia tiene la oportunidad de ilusionar nuevamente a sus seguidores frente a los franceses del PSG, que han crecido mucho y los árabes les han enriquecido aún más. De ahí su poderío. Comenzaron con dudas, pero ahora son líderes de la liga francesa de manera incuestionable. Las dudas ahora son para el Valencia, a quien no le llegó la lámpara del genio que cayó en manos de los franceses, y se metieron en la élite con un mérito admirable pese a la necesidad continua de los recortes. Lo van a tener difícil.

Como tampoco lo tendrá fácil el Madrid mañana con el Manchester, pero la realidad comprobada es que ésta es la mejor liga del mundo y los jugadores de nuestra selección son los campeones de Europa y del mundo, sólo que de vez en cuando, llegan estas reválidas y nos obligan a demostrarlo. Este es el momento.