Hola, buenos días. Me pregunto qué va a hacer la Comunidad Valenciana con los cuatro equipos de fútbol profesional que le van a caer en su cesto, como fruta madura, una vez que vayan cumpliéndose los plazos de los créditos, y tenga que responder la Generalitat como avalista de esos créditos. ¿Qué hará con ellos?. ¿Mantenerlos?. ¿Regalarlos?. ¿Donarlos?. ¿Devolverlos a los aficionados de siempre, a quienes la ley de Sociedades Anónimas se los arrebató hace años, para ahora llegar a esta ruina?. Fueron tiempos de opulencia, y los equipos de fútbol eran banderines de enganche, que a su vez suponían muchos votos en las elecciones. ¿Cómo decirles que no?. Se les avalaba, consentía y recalificaba todo lo que pidieran. Y ahora, estalla el crack inmobiliario y los bancos reclaman su dinero a quienes avalaron aquellos créditos. Y resulta que la Generalitat valenciana tiene avalados a sus cuatro equipos profesionales. El próximo 31 vence un aval del Valencia. Como no pueden pagarlo, Bankia ejecutará el aval a la Generalitat, que se convertirá en propietario del Valencia. ¿Qué harán?. Y sobre todo, ¿qué dirán a los ciudadanos a quienes recortan en sanidad, educación, pensiones, sueldos de funcionarios…qué decirles a todos ellos?

Entretanto, los seguidores valencianistas esta noche volverán al estadio con la ilusión de que su equipo elimine al Madrid, que lleva dos goles de ventaja y el recuerdo del domingo que fueron cinco, que no cuentan, pero  acomplejan.