Si te estás preguntando esta mañana qué voy a decirte de Mourinho y la agonía del Madrid anoche en el Bernabéu para empatar ese partido con los alemanes en los últimos instantes, te diré que a Mourinho le vi más distraído de lo que pensaba, cuando dijo estar tan concentrado en este partido y que por ello no podía ir a la inauguración de la Residencia en la Ciudad Deportiva a la que le invitó su Presidente. Le vi distraído porque sigue empeñado en modificar toda la defensa antes que subir un lateral del Castilla que sustituya a Marcelo, no vaya a ser que lleve razón Toril. El Madrid tuvo más ocasiones y mereció ganar, pero los alemanes estuvieron mejor organizados, incluso en las gradas, donde expropiaron de sus asientos a muchos abonados del Madrid que nos llamaban a la radio desesperados.

Mientras, el Málaga salió al césped de San Siro y recibió al Milán a portagayola, y le hizo un gol, y le pudo ganar, aunque le basta ese empate para clasificarse para octavos de final y para ser primeros de grupo si gana uno  de los dos partidos que le faltan.

El Madrid se vio beneficiado anoche con el  empate del Ajax en Manchester, y también podría ser primero de grupo si gana en Manchester y después al Ajax en el Bernabéu, pero siempre que los alemanes del Borussia pierdan en Amsterdan o les gane el Manchester en Alemania, y viéndoles anoche, no parece fácil.

En resumen, que el Málaga tiene pinta de ser primero de su grupo, a pesar del pasotismo del jeque con los jugadores, y el Madrid tiene pinta de quedar segundo en esta liguilla, a pesar de la entrega de su Presidente para todo lo que se le antoje a su entrenador, que repito, no estaba tan concentrado en el partido como nos hizo ver el otro día.