Este incidente lo recogieron las cámaras de los compañero de TVE en el túnel de vestuario antes de la victoria en Chipre del Real Madrid ante el APOEL. La cara del niño no tiene desperdicio