¡Qué bien me lo he pasado viendo a la selección sub 19! De verdad, qué gozada ver a la generación de futbolistas que vienen por debajo de “la roja” y descubrir que los Isco, Morata, Muniesa, Sergi Roberto, Juanmi, etc… nos tendrán muchos ratos en el futuro pegados ante el televisor contemplando sus evoluciones.

Pero, si me permitís, me voy a centrar en Jorge Resurrección Merodio es decir, Koke. El mediocentro del Atlético de Madrid ha cautivado a todos aquellos que no le conocían y ha reafirmado a los que han disfrutado de su fútbol en el último tramo de la temporada. Hace tiempo que suena su nombre como uno de los jugadores con más talento de la cantera rojiblanca. Su dupla junto a Rubén Pérez en el Atlético de Madrid B de la temporada 2009/2010 organizó a un equipo que rozó la liguilla de ascenso a segunda división.

El “mítico” Manuel Esteban ejercía de “oráculo”:

Huguito, échale un ojo a Koke que el futuro de los atléticos

Y no le faltaba razón. Con 19 añitos y la experiencia que acumula gracias a los minutos que ha jugado en primera división esta temporada se perfila como una de las bazas seguras del futuro equipo rojiblanco. Jugador puro de centro del campo aunque este año ha jugado desplazado a la banda por exigencias del guión. Su debut fue en Zaragoza en la victoria de su equipo 0-1 en la Romareda y una semana después llegó su primer gol en el Calderón ante el Sevilla. Nada más marcar, besó el escudo de la camiseta símbolo de los sentimientos del futbolista por su club al que quiere desde pequeño y al que su hermano Borja (que también jugó en las categorías inferiores rojiblancas) le ha sabido inculcar todo lo que significa “ser del atlético de Madrid”.

Algunos dicen que todavía está verde y que le vendría bien una cesión a algún equipo de primera división donde adquirir más experiencia. Yo soy más de la idea del producto 100% colchonero, y que la próxima temporada podamos disfrutar de un doble pivote con Mario Suarez y Koke. La cuestión es que en las botas de esta chaval hay mucho fútbol. Tranquilos: con o sin el Kun, con o sin De Gea, el Atlético de Madrid sigue por encima de nombres… hay futuro.