Decía ayer Juan Antonio Sampedro en este blog que el viernes sería un buen día para tomarle el pulso a los españoles. ¿Qué les interesa más, las retransmisiones de partidos de fútbol o los programas del corazón que abarrotan las parrillas televisivas?

Pues, al menos ayer, ganó de nuevo el fútbol. Más de cinco millones y medio de espectadores vieron el partido clasificatorio para la Eurocopa 2010 entre España y Lituania a través de La 1 de TVE. El encuentro se hizo con casi un 31% de la cuota de pantalla, según los datos de la web especializada en televisión formulatv.com.

La competencia servía ayer un nuevo plato de corazón bien cocinado, con una nueva vuelta de tuerca a la vida de Belén Esteban, la ‘Princesa del pueblo’, como la denomina su cadena. Telecinco llevaba a ‘Sálvame Deluxe’ a su todavía marido Fran Álvarez. El espacio fue seguido por 2,9 millones de espectadores, un 23,3% de los que en ese momento estaban viendo la televisión. Pese a perder contra el fútbol, la rentabilidad del personaje fue notable, ya que la semana anterior, el programa tuvo un millón y medio de espectadores menos.

En Antena 3, la cadena que destapó el último episodio de la vida de Belén Esteban, también había ración de lo mismo, aunque la invitada del programa ‘DEC’ era Arantxa Contreras, la mujer con la que, supuestamente, la ‘ex’ de Jesulín había compartido a su marido durante una temporada. El espacio reunió a algo menos de un millón de espectadores, con una cuota de pantalla del 8,4%.

Supongo que a Sampe también le alegrará saber que no sólo funcionó bien el partido, sino que también lo hicieron la previa al encuentro y el espacio que TVE hizo a su finalización. El primero fue seguido por 4,1 millones de personas (25,7%) y el segundo, por casi 3,6 millones (22,8%).