Por Jorge Escorial López
13 de diciembre de 1978. España – Chipre Asensi había marcado el primero un par de minutos antes. Cuando se cumplía el 10 de la primera parte, un córner botado desde la derecha lo cabecea Santillana, no marca, pero el rechace le cae a Vicente del Bosque, centrocampista del Real Madrid, que anota el 2 a 0. No era un gol cualquiera por varios motivos. Era su primer gol (y a la postre el único) como internacional, y lo hacía en su Salamanca natal. Treinta y dos años después tampoco es un partido normal para Don Vicente. El seleccionador vuelve al Helmántico, aunque esta vez como guía de la campeona del mundo. Tampoco son días normales para la ciudad. Me dice Alberto Pérez , compañero de Radio Salamanca, que estos días la presencia de banderas y de camisetas de la Selección por las calles de la capital charra se ha multiplicado. Y es que la ciudad se ha volcado. Mañana, como no podía ser de otra forma, el Helmántico verá ocupados sus 17.341 asientos cuando a eso de las diez de la noche comience a rodar el balón.

Obviamente nadie puede (ni debe) olvidarse del éxito en el Mundial, pero por si ocurre, el Ayuntamiento de la ciudad y la Federación de fútbol brindan la posibilidad de ver la Copa del Mundo y la Eurocopa, para que todo aquel aficionado que quiera, se haga una foto con los trofeos. Y si no se ha conseguido entrada para asistir al partido en directo, se proyectará el encuentro en una pantalla gigante . Y todo ello bajo el amparo de la preciosa Plaza Mayor salmantina. Una lástima que los jugadores no puedan disfrutar de Salamanca, pero ellos están ahí para otra cosa. Entrenar, descansar, jugar y ganar.

El lugar de descanso es el mismo refugio de hace cinco años, cuando vencimos a China por 3-0 en un amistoso. Cuentan los empleados del Hotel Doña Brígida que los miembros de la expedición no son nada extravagantes. Habitaciones individuales normales, sin ningún tipo de lujo, comida normal (adaptada a los deportistas, eso sí), y con la única premisa de la abundancia de agua tanto en las propias habitaciones como en la sala técnica, en la de masajes, en la de estiramientos … La Selección sólo abandonará el hotel para ir al Helmántico mañana a partir de las 20:30

Enfrente estará Lituania que llegó el lunes a la ciudad castellano leonesa. Apenas han salido desde entonces, del hotel al campo de entrenamiento y viceversa. Aunque sí han podido conocer el sabor del jamón ibérico. Por lo visto, al principio no lo probaban, ahora agotan existencias. No tienen un pelo de tontos Stankevicius y compañía. Por cierto, que el defensa del Valencia es el más solicitado entre los caza autógrafos, quizás porque es el único que realmente conoce la parroquia española. Y en cuanto al jamón … que disfruten ahora, y que luego sufran (deportivamente hablando) en el campo.

Treinta y dos años después del gol de Don Vicente en “su” Helmántico, España – Lituania. Todos con la Roja.